Obtiene la misma cuota de pantalla que en el año 2015, siendo el segundo peor dato histórico en share en su emisión en estos seis años.

 

Esta tradicional cita televisiva volvió a congregar frente a las pantallas a un gran número de personas: hasta 7.537.000 espectadores permanecieron atentos al discurso del rey, lo que hace una media del 65,1% de share, tal y como informa Barlovento Comunicación. Este dato lo lleva hasta la cuarta posición del histórico, siendo el de su debut, en el año 2014, el que sedujo a más población (8.241.000 espectadores y un 73,4% de share).