Como no podía ser de otra manera Javier Navascués no faltó a la cita de Mingorrubio y este es su testimonio para la Historia: