Entrevistamos para los lectores de El Correo de Madrid al periodista José Luis Barceló, con más de 30 años de experiencia a sus espaldas en medios de comunicación. Barceló es actualmente Editor-Director de ElMundoFinanciero.com, un diario de economía y finanzas cuya cabecera fue fundada por su padre en 1946, aunque Barceló pasó antes por otros medios de comunicación como el diario El Mundo y ha sido fundador de medios tan prestigiosos como El Semanal Digital o RadioYa.es.

 

José Luis Barceló es un todo terreno del periodismo, habitual colaborador en diversos medios como El Distrito TV, Radio Inter, Hispan TV, o Radio Internacional, está especializado en información económica. Se licenció en Ciencias Políticas en la Universidad Complutense, especializándose en Relaciones Internacionales y en esta misma universidad realizó su curso de doctorado. La mitad de su tiempo, confiesa, se consume ejerciendo el periodismo, pero su veta de empresario le ha llevado a impulsar nuevos medios de comunicación de éxito, especialmente en el sector del periodismo digital, lo que le come la otra mitad del tiempo.

 

¿Qué nace primero en usted, su inquietud por el periodismo o la economía?

 

Me siento primero periodista, que es una vocación que viene de familia: tanto mi padre como mi abuelo fueron periodistas. Mi inclinación por la economía y la información financiera viene dada por la necesidad de afrontar la dirección de una empresa familiar ya consolidada, “El Mundo Financiero”, que fue fundada por mi padre, José Luis Barceló Fernández de la Mora en 1946 y que yo no he hecho sino continuar.

 

Resuma brevemente su trayectoria y los principales medios en los que ha estado....

 

Bueno, mi padre me metió antes que nada de corrector de pruebas en el periódico, y para paginar y embuchar revistas. Es una buena manera de entrar y aprender, desde abajo. Y fue antes de que comenzara mis estudios universitarios.

 

Posteriormente me incorporé como redactor a otro medio de información económica, “Portavoz de la Economía”, y de allí fui dando tumbos por diversas redacciones, casi todo revistas, aunque colaborando en algunas emisoras como Radio Inter, Onda Madrid y más adelante tuve el privilegio de trabajar para la sección de Internacional del diario El Mundo. Hacia 1999 fundé junto a otros socios El Semanal Digital, y hace dos años fundamos un grupo de amigos RadioYa.es, una emisora absolutamente novedosa en España, que se emite exclusivamente por Internet a través de APPs totalmente vanguardistas desde el punto de vista tecnológico.

 

Yo, que procedo del papel, creo que la prensa libre tiene una extraordinaria oportunidad con Internet, y los periodistas también para desarrollar su vocación y ejercer en lo que les gusta. Internet no ha sido un problema para la prensa, es hoy una gran oportunidad para los periodistas.

 

¿Cómo llega a El Mundo Financiero?

 

Fue de una manera un poco accidental, y siendo yo muy joven. Mi padre falleció víctima de un cáncer en 1991, y tuve que asumir las riendas de ésta empresa familiar.

 

Asumí la dirección con apenas 28 años de edad y mantuvimos la edición tradicional, como se venía haciendo desde 1946, hasta el año 2000, en que hicimos la migración hacia un diario digital en Internet. Ésta fue una pirueta bastante arriesgada, pero no teníamos tampoco muchas opciones porque desde mediados de los años 80 había surgido mucha competencia en el sector de las publicaciones periódicas, había caído la inversión publicitaria y se habían multiplicado los costes por tres, entre ellos los del papel y la impresión.

 

¿Qué supone dirigir este digital decano en economía?

 

Bueno, es un reto constante. Es una cabecera muy veterana y respetada, hoy es la decana de la información económico-financiera en nuestro país y no podemos hacer muchas tonterías. Contamos con un nutrido grupo de colaboradores, informantes leales, acuerdos con la mitad de las empresas del Ibex 35 y contratos con la mayor parte de las agencias de información nacionales y extranjeras.

 

Estamos, sinceramente, muy satisfechos con el trabajo hecho en los últimos años, contribuyendo a prestigiar a España como referente mundial y enalteciendo en el exterior el esfuerzo de nuestras empresas. Fíjese, aproximadamente un 18% de nuestras visitas diarias procede de fuera de España.

thumbnail_a2

Nos tenemos que remontar a los orígenes del diario en 1946, han pasado ilustres periodistas en todos estos años, ¿Cuáles destacaría?

 

Nuestra publicación cumplió 70 años en 2016. Ha habido colaboradores importantísimos a lo largo de todos estos años, desde funcionarios de altísimo nivel de los años 50 y 60 como Manuel Fuentes Irurozqui, pasando por personajes del mundo de la propiedad industrial como Francisco García Cabrerizo, o el fundador de una de las mejores agencias de prensa de los años 50 o 60, José Luis de Castro.

 

Hoy en día contamos con plumas privilegiadas, muchas de ellas escriben cada semana y nos dan oportunidad de conocer a fondo lo que ocurre en la empresa española, en el mundo de la inversión y los negocios.

 

¿Cómo fue el cambio del papel a digital?

 

Mantuvimos la edición clásica en papel hasta aproximadamente el año 2000, en que transformamos la publicación a diario digital. Fuimos pioneros y yo creo que acertamos. Hacia 1995 ya habíamos hecho las primeras pruebas de versiones digitales de nuestra publicación, y yo estaba ya con estudios sobre los medios extranjeros que habían dado el paso a Internet con notable éxito. Me pareció interesante entonces hacer un Máster en Periodismo Digital, que finalicé en la Universidad Autónoma de Madrid y que me abrió a nuevos campos y manera de ver las cosas junto a los profesionales que los impartían.

 

Yo no terminaba de encontrar razón alguna para que no pudieran triunfar los medios digitales en España, así que nos enfrascamos en la transición del modelo de periodismo y también del modelo de negocio.

 

Con la crisis de las publicaciones periódicas contemplamos Internet como una oportunidad hacia la que enfocar nuestros esfuerzos. Hubo que realizar adaptación tecnológica y también mental y así dimos adiós al papel.

 

Tuvo su aquel aquella aventura, hasta que comenzamos a consolidarnos, y muchos viejos compañeros de mi padre coincidían en reprocharme: -“¡Si te viera tu padre!, ¡pero si Internet es una cosa de frikis!, ¿cómo abandonas el papel?”-

 

Poco a poco todas aquellas antiguas cabeceras fueron sucumbiendo a la crisis del papel y al encarecimiento de todo, especialmente a partir de la crisis de 1994.

 

Volviendo a la actualidad, ¿cuál es la línea editorial de El Mundo Financiero?

 

Bueno, nuestro diario mantiene su prestigio tanto a nivel nacional como internacional. No pertenecemos a ningún grupo y nuestra cabecera es independiente, y la línea editorial es la de la defensa de los intereses y las empresas españolas en el mundo, la de la información veraz y rigurosa, y la de no caer en ofrecer mucha información política o la de sociedad: nuestros lectores no nos lo perdonarían, buscan otras cosas en nuestro diario.

 

Ofrecemos mucha información sobre empresas, comercio exterior y, en los últimos años, sobre negocios y emprendimiento o economía internacional.

thumbnail_GG5GG76G

¿A qué público va dirigido? ¿Sólo para especialistas o está abierto a personas con inquietudes?

 

La mayor parte de nuestros lectores son habitualmente empresarios y directivos de compañías, tanto medianas como grandes compañías multinacionales. También economistas y emprendedores, aunque cada vez más hay un grupo de lectores creciente entre personas que quieren aclararse acerca de qué ocurre realmente en la economía mundial, en los negocios o buscar oportunidades en el comercio exterior.

 

La información que ofrece El Mundo Financiero es especializada, no es divulgativa ni generalista, pero tiene un nicho seguro y de enorme interés estratégico para las empresas y la Administración. Además nuestro diario digital ofrece mucha información que no puede encontrarse habitualmente en las secciones de economía de los diarios generalistas, motivo por el cual es un recurso demandado a ciertos niveles.

 

¿Con qué secciones cuentan?

 

Hemos ido creciendo, las más habituales son Economía, Empresas, Formación, Directivos, Emprendedores pero han ido apareciendo tras de sumo interés como novedades editoriales, Mundo del Vino & Gastro, Motor o Viajes y Hoteles. Bolsa y Análisis y nuestras columnas de Opinión, que escriben prestigiosos analistas, completan una visión muy global de lo que sucede en el mundo de la economía y los negocios en general.

 

Hoy la información está muy organizada, y toda se indexa a través de buscadores y redes sociales, lo que hace que cada vez sea más abierta.

El Correo de Madrid tiene ante si el gran reto de consolidarse como uno de los principales medios de comunicación de referencia  

¿Quiénes son algunos de sus colaboradores más destacados?

 

En éstos momentos contamos con un panel amplísimo con altos funcionarios como Enrique Sánchez Motos, administrador general del Estado, filósofos como el Dr. Luis Sánchez de Movellán, economistas de prestigio como Josu Imanol Delgado y Ugarte o el profesor Antonio Miguel Carmona, empresarios como Lorenzo Soriano o Vicente García Nebot, o periodistas como Mariano Velasco, Juan Ángel Inarejos o Javier García Isac.

 

Hay un flujo constante de profesionales que escriben en nuestro diario, en una semana se suceden varias decenas de plumas en nuestro diario.

 

¿Qué influencia tiene el Mundo Financiero en la sociedad española?

 

Nuestra vocación es informar en España, pero es verdad que, de un tiempo a ésta parte, un volumen creciente de nuestros lectores procede de fuera de España, entre un 15 y un 18%.

 

Nuestras informaciones se leen a escala global porque ofrecemos miles de noticias al mes en español que se encuentran en buscadores por todo el mundo y eso posibilita que se accedan desde el exterior. Nuestro peso es creciente a todos los niveles, y fíjese una anécdota: se lee más un día cualquiera El Mundo Financiero que antiguamente una edición de todo un año en papel.

 

A nivel local, hacen un buen seguimiento a la economía en la Comunidad de Madrid...

 

Realmente todo lo que está al cabo de la calle y de la información en el día a día resulta interesante de atender. Lo importante son las nuevas empresas, la investigación y el desarrollo, las nuevas tecnologías y lo que a todo el mundo le preocupa, el empleo y la capacitación profesional.

 

En todo lo anterior Madrid es un referente al tratarse de la capital de España, una ciudad en torno a la cual afloran numerosos retos, para un país que llegó a ser décima potencia industrial del mundo. Aún así hoy en día es la décimo quinta potencia del mundo, y mantener ese nivel resulta un reto si tenemos en cuenta que hay potencias emergentes como China o la India, que se han convertido en 10 años en las primeras potencias del mundo.

 

Toda la provincia de Madrid vive de las perspectivas de su capital, que es la del país, y es lógico que aquí se produzcan las principales noticias, algunas veces negativas, pero las más de las veces buenas para la economía de nuestro país, una economía que es posible solo por el esfuerzo de empresarios y emprendedores.

 

También se abren al mercado de Hispanoamérica principalmente...

 

Sí, efectivamente, ElMundoFinanciero.com ofrece abundante información sobre comercio exterior y acerca de la situación de todos los continentes. Hispanoamérica recibe una destacada atención por nuestro diario, y es un hecho que buena parte de nuestros visitantes proceden de países como Argentina, Perú o México., pero también de los lectores hispanohablantes de los Estados Unidos, una cuota cada vez más creciente

 

La conexión política, social, cultural y económica de España con los países americanos es histórica, y nuestras empresas mantienen estrechos lazos que requieren atención informativa por nuestra parte. También hay numerosas empresas hispanoamericanas implantadas en España, donde tienen facilidad por ser nuestra cultura y formas de operar semejantes.

 

Háblenos de la importancia de la credibilidad y rigor en la información y más en un tema como el económico...

 

Vivimos ahora en un mundo en el que lo más importante parece ser la velocidad y la inmediatez de la información. Es por ello que triunfa la información en Internet y a través de las Redes Sociales, todo el mundo accede a casi cualquier información de manera inmediata en cuanto se produce pero este también es el motivo por el cual se ha perdido la lealtad del lector a los medios. Ya no es como antes, que uno se suscribía de por vida a un diario y no se apeaba de él.

 

Hoy leemos varios medios a la vez sin importar la línea editorial ni si piensan como yo o de manera contraria. La gente consume información muy rápidamente y a la información económica también le ocurre lo mismo.

 

Pero el periodismo requiere rigurosidad sea económico, deportivo o social o cultural. No hay motivo para pensar que un periodismo tiene que ser más serio que otro, el periodista debe ser un profesional sea cual sea el tipo de información con la que trate.

 

Para finalizar, ¿Cómo valora iniciativas como el Correo de Madrid, un digital con Eduardo García Serrano a la cabeza?

 

Conocí a Eduardo ya desde los tiempos de la Inter, en la calle Modesto Lafuente de Madrid. Es un periodista veterano, de la vieja escuela, un todoterreno del máximo nivel. Entiendo que es el perfil que a todo el mundo le habría gustado poder tener oportunidad de fichar porque es un profesional de primera fila.

 

El Correo de Madrid es hoy uno de los grandes periódicos digitales de Madrid, prácticamente no tiene competencia y tiene ante si hoy el gran reto de consolidarse como uno de los principales medios de comunicación de referencia en la Comunidad de Madrid.

 

Su fundador, Álvaro Romero, es un gran impulsor, un hombre de ideas que sabe llevarlas a la práctica y con SierraNorteDigital y ahora El Correo de Madrid creo que ha demostrado que es un empresario de futuro en el terreno de los medios de comunicación, donde sabe mantenerse a flote caiga lo que caiga.

 

El Correo de Madrid tiene ante sí un gran futuro, un futuro del que todos debemos disfrutar, porque para que haya libertad tiene que haber libertad de expresión, y los medios de comunicación son un pilar básico de las libertades públicas.

 

No podemos más que felicitarnos de que existan medios como El Correo de Madrid.