Este artículo no es para ensalzar que nuestro Director estuviera allí, ya que no hizo nada más que lo que su conciencia y honor le pedía, sino para demostrar lo que luego los medios del sistema hacen con las declaraciones de los asistentes a estos actos.

Eduardo García Serrano estuvo allí y salió cuando ya no quedaba más remedio que salir y le damos las gracias por lo que en ese momento representaba al Correo de Madrid, porque nuestro Director nos guía día a día y ese día podemos decir, que el Correo de Madrid en la figura de nuestro Director fue de los últimos en salir del Sagrado templo.

A Eduardo no le gusta declarar a los medios del Sistema, pues sabe que sus palabras siempre son malinterpretadas, cortadas y editadas para llegar al titular que los carroñeros buscan. Pues bien, ese día un periodista de un medio al que no nombramos, para no darle la publicidad desde aquí pues ya se la regala el gobierno socialista solo por existir, se arrimó a nuestro Director y a su mujer Amparo y de lo poco dicho por ellos, ha sacado hoy un artículo nauseabundo ya que Eduardo García Serrano asegura que allí no había lo que el medio del Sistema hoy asegura. No había ni mujeres cardadas ni rapados. Había gente de bien queriendo despedir a su Caudillo con respeto.

Nosotros hoy hemos hablado con nuestro Director y evidentemente nos ha hablado y nos dice algo que define perfectamente lo de ayer y lo que es a día de hoy esta profesión: "Aún siendo del gremio, me niego a identificarme con los periodista de hoy en día. Allí no había ni cardadas ni rapados. Cada vez los desprecio más.? Entiendes por qué no hago jamás declaraciones a los Medios?"

Lo entendemos y por supuesto que desde aquí te damos las gracias por ser como eres y por supuesto por representarnos de lo que estamos orgullosos.