Director del periodico “Canarias-7-“:

Es vergonzoso y hasta denigra el prestigio que ha ido adquiriendo con el paso de los años ese periódico de su digna dirección, -CANARIAS-7-, cuando se publica de forma irresponsable un –documento-artículo- si queremos llamarlo así, donde se relaciona al insigne médico cirujano doctor Don Alberto Forteza Gil, titulado, “-El cirujano que operó al rey procede de Guía-“ (24.08.2019), y el contenido del mismo que –carezca- de rigor histórico tan necesario en estos casos, donde se cita la evolución de la familia Forteza-León muy estimada y querida en nuestro pueblo Guía de Gran Canaria de una forma totalmente distorsionada.

 

Ayer (25.08.2019) intentando –enmendar la plana a tan aciaga publicación hice un comentario (bastante extenso por cierto, pero un comentario al fin y al cabo), al respecto y veo que lamentablemente el mismo no se ha publicado-, desconozco la razón para que fuera así, pero como fiel lector de ese rotativo, donde incluso se me han publicado más de un trabajo, mi decepción como comprenderá por esa falta de rigor me ha dejado patidifuso.

Aunque no viene a cuento, soy consciente que la atonía y la perdida de la grandeza que sufre desde hace algunos años mi querido pueblo, producido entre otras cosas por la ignorancia supina de quienes se autodenominan como investigadores e historiadores de esta gran ciudad que lo fue, actualmente ese –cache- que la revestía se ha ido al traste dada la ingobernabilidad que existente en el mismo.

De Guía de Gran Canaria decía el gran historiador don José de Viera y Clavijo en su obra, “-Historia General de las Islas Canarias-“ que Guía, -era la ciudad más culta e ilustrada de Gran Canaria después de su capital Las Palmas-.

Una vez expuesto lo que antecede como proemio o exordio, paso seguidamente a exponer donde radican los errores que le afectan ha ese trabajo que carece de la más nimia credibilidad al menos por mi parte, y de muchos habitantes de este pueblo que indignados han visto como se tergiversa la verdadera historia de apreciada familia.

 “-Los orígenes de tan eminente doctor se remontan a la primera década del pasado siglo XX, cuando arribó a Guía de Gran Canaria, un guardia civil mallorquín, don Pedro Forteza Salía y contrajo matrimonio doña Basilia León, que formaba parte de un buen número de hermanos, algunas casaron con militares que vinieron en aquellos años hacer el servicio militar en el Regimiento de Guía, apellidados, Chirivella, Triguero, Sagrera.

En el año 1914 el matrimonio Forteza-León crean una casa de huéspedes que siempre se conoció como la –Fonda de Forteza-, donde se hospedaban todos los funcionarios y profesores que venían destinados a Guía y a Gáldar. Tuvieron dos hijos Pepe y Rosario, conocida en nuestro pueblo por –Sarito Forteza-.

Pepe trabajó durante toda su vida en el Registro de la Propiedad de Guía, junto a don José Estévez (padre de Francisco y José Estévez, abogados, el segundo fue incluso alcalde de Gáldar), don Antonio Sueiro de la Fuente (conocido como el –gallego-), y siendo registrador don Pedro Hernández del Castillo, don Salvador Padrón Álamo.

Pepe Forteza se distinguió en nuestro pueblo como un buen patriota defensor a ultranza de todos lo que le afectaba a Guía. Durante la Guerra Civil, como caballero legionario, se constituyó en el ayudante y secretario del general Ríos Capape que lo quería como un hijo. Una vez finalizada la contienda se casó con la madrileña, Rosina o Rosaura Sánchez, que era muy guapa –todo hay que decirlo-. Tuvieron seis hijos, Salustiano (Tano), Pepe Juan, Basilia, Pedro, Carlos y Asunción.

Cuando se fundó el Unión Tirma, junto con Pepito Martín formaron una tándem de excelentes presidente y vicepresidente de tan excelso club que destacó dada su excelente forma de jugar. Lo mismo ocurrió cuando se fundo la AF Tirma Guiénse fie vicepresidente de la misma, con Faustino Roque Ramos como presidente.

Pepe Forteza cuando se jubiló don Antonio Sueiro se convirtió en el primer Oficial del Registro de la Propiedad cargo que ostentó durante bastante años. Siempre destacó por su excelsa forma de comportarse correcto y educado.

Su hijo Salustiano (Tano) que no –Cayetano-, destacó desde muy joven como un excelente futbolista, jugó en el UD Guía junto a, Rogelio –ya mayor- y Rubén Calero, Paco Trujillo, Juan González, Blas Betancor, Chano Rivero, Afrodisio Sosa, Severo Alemán, y otros excelentes jugadores de la cantera guiense.

En ese partido de fútbol con el que se le asocia, celebrado en Guía entre en Unión Tirma y el Marino de Las Palmas, que tuvo lugar con motivo de las fiestas de la Virgen en el año 1943, Tano no pudo participar en el mismo, -como afirma en ese –panfleto de marras-, posiblemente no hubiese nacido y si así hubiera sido no creo que lo hiciera con dos o tres años.

 

En ese partido celebrado el día de San Roque, llamado Trofeo de Futbol de la Virgen, participaron por el Tirma, Miguel Armas, José Calaza, Manolo Moreno, Geño Abreu, Tino y Nando Pérez, Agustín y Manolo Pons, Pepito Caballero, Mariano Chirivella, el Chillón, Graciliano, y por el Marino, Molowny, Cristobal, Victoriero, Sanabría, Minguini Socorro, Tomás el ratón.

Tano y yo fuimos grandes amigos, hicimos juntos varios campamentos del Frente de Juventudes, recuerdo entre estos el de Santa Brigida y el de Los Rodeos en Tenerife, al que asistieron también Fernando Jiménez, Florencio Mendoza, Placido Verdú, Pepe Quesada.

Indiscutiblemente, Tano fue un excelente futbolista, también destacó como un buen estudiante, hizo la carrera de Derecho en la Universidad de la Laguna con muy buenas notas.

Ejerció su carrera en la Caja Insular de Ahorros como miembro de los servicios jurídicos, donde estuvo no mas de tres años, marchó a Salamanca donde contrajo matrimonio con una guapa charrúa.

Como guiense me siento muy orgulloso que el hijo de tan estimado paisano, se haya convertido en unos de los mejores cirujanos cardiacos de Europa. Quiero recomendarles a los que presumen de historiadores e investigadores de la Historia de nuestro pueblo, afinen más la puntería, y que constaten los datos antes de publicar este tipo de panfletos, que por lo que me han dicho ha molestado a muchos vecinos de nuestro querido pueblo.

 La reciente historia de Guía que no esta escrita, dada la desidia de quienes la gobiernan, la ha confeccionado el que suscribe, basada en la transmisión oral, ya que en ese aspecto fui un privilegiado al escuchar de una serie de grandes prebostes e insignes guienses cuando hablaban con mi padre, jueces, abogados, médicos, curas así como cualificados profesionales de la época.

 Juan Dávila-García