Frank Cuesta, también conocido como Frank de la Jungla, ha querido hacer una parodia para evidenciar la doble moral de Greta Thunberg. Considera Cuesta que a la niña de Soros no se la va estudiando o haciendo algo productivo contra el cambio climático, sino yendo de un lado a otro para adoctrinar a sus fans.