La decadencia de nuestra querida España se hace cada día más evidente. Recuperar antiguos comportamientos, donde se estimule la moralidad, la ética y la decencia, que siempre fue el espíritu y el honor que distinguió a nuestra patria ante el resto del mundo, donde hasta la antañona “cultura hispánica”, cultivada y acrisolada en los más afamados escenarios del mundo, esta perdiendo esa grandeza que siempre la acreditó, la herencia que nos dejaron aquellos insignes “prebostes“, hoy es obviada por estos sediciosos e indignos gobernantes que tenemos en España.

 

 “La chismografía más insolente y mordaz, que se ve diariamente en alguna cadena de televisión, con especial incidencia en TELE5, perteneciente a la cadena MEDIASET ESPAÑA, propiedad del millonario italiano, Silvio Berlusconi (según parece), representado en España por el señor Vassile .

 

Esta cadena de televisión emite una serie de programas diarios cuyos contenidos son similares, donde prima la excrecencia y la grosería más contumaz. Sus presentadores y colaboradores, que se sepa no tienen ni oficio ni beneficio en la mayoría de los casos, se están haciendo inmensamente ricos, dado los emolumentos que perciben, por dedicarse exclusivamente a entrometerse -"sin piedad " y en algunos casos a arruinar profesionalmente a las personas víctimas de esas lenguas viperinas, que tienen más parecido con el más repugnante de los “ofidios“, que te empozoñan y te envenenan“.

 

Al comportamiento de estos “depredadores de la comunicación“, se les debería aplicar la Ley de la Transparencia, ya que se da la circunstancia de que muchos de estos sujetos que presumen de decentes y honrados, tienen en su haber motivos más que suficientes para ser ellos los criticados y no las victimas que diariamente eligen para llevar a cabo la difamación más ruin que pueda existir.

 

Son muchas las familias españolas o miembros de estas, que para vergüenza y oprobio de cuantos aquí habitamos, son estigmatizadas por esta patulea de ignorantes y en algunos casos “analfabetos”, que se han erigido en unos salva patrias de tres al cuarto.

 

Sus dirigentes presumen de ser la cadena mas vista, lo cual es posible que así sea, pero no por el valor de sus programas, sino por la morbosidad que los mismos generan. La caída política, social y jurídica de nuestro país está “concatenada” a estos miserables personajes, que aunque se les denuncie ante el Defensor del Pueblo o en el Juzgado de Guardia por el daño que le infringen a muchas personas, no son sancionados con el rigor que debiera.

 

El día 02 de agosto de pasado año, recibí un escrito del Defensor de Pueblo, con registro de salida número 18082355, donde se me acusaba recibo de una queja impuesta por el que suscribe, denunciando el comportamiento de estos programas, especialmente denominados “Sálvame diario y de Luxe“, con número de expediente 18012592, donde se me comunicaba textualmente: “este acuse de recibo es informativo y previó a la decisión sobre si su queja es admitida a tramite o no, de lo cual se le dará traslado tras su estudio”. Ha pasado más de un año y no he recibido ninguna comunicación al respecto de la Oficina del Defensor del Pueblo.

 

Su “indiscutible y más controvertido presentador (JJV), según la cadena“, al que hace unos años los jueces le cerraron un programa de similares características denominado “Aquí hay tomate”, se le permite hacer el ridículo más soez con sus perversas insinuaciones y provocaciones…, donde impera la ordinariez y las groserías más impertinentes, que indiscutiblemente dañan la sensibilidad de los televidentes, dada la vulgaridad de los contenidos de las mismas, que los medios lo califican como “el presentador impresentable“, dado su inadecuado comportamiento en el plató.

 

Este personaje es tan insolente, que se permitió hace algún tiempo meterse de forma ordinaría con VOX, de manera cobarde que es su forma de actuar, lo que hizo que Santiago Abascal le replicara de manera contundente, llamándole por su nombre… el que verdaderamente lo identifica.

 

Cuando llega a estos programas que suele presentar, los colaboradores entre los que  hay al parecer periodistas de profesión, lo reciben en “olor de multitudes o en loor de…, rindiéndole una pleitesía, supongo que falaz, por temor al poder que tiene dentro de la cadena, o quizás con el objeto, como se llama vulgarmente de “hacerle la pelota“, lo que hace que se pasee por el plato pavoneándose como si tratase de todo un virtuoso intelectual, algo que no es, aunque él se lo crea ¡el infeliz!

 

El comportamiento de (KH), conocido en los medios como Mr. Bombazo- es un sujeto de armas tomar y para mayor inri “analfabeto”, como le llamo una señora hace unos días “tu no tienes ni el bachiller elemental“, que la cúpula lo ha convertido en todo un “prócer“ de las  comunicaciones, que según ha manifestado en más de una ocasión, “odio a los Pantojas“, sin tener para nada en cuenta que un solo dedo del pie izquierdo de Isabel vale más que todo su repugnante cuerpo.

 

Las impertinencias de MP, GL, LL, MX, a las que se las puede denominar –como los espiritus de la contradicción-, ya que todo lo rebaten o lo desestiman, intentando hacer valer sus propios criterios, que a veces son burdos e ilógicos, presumiendo de periodistas para mayor “inri”.

 

Las presentadoras, PP y CC, están a muchos años luz de convertirse en lo que intentan ser cada día sin conseguirlo, la primera siempre ha sido una “cómica del montón”, que a veces intenta, con su ignorancia supina del papel que está representando, haciendo gracias y pantomimas insoportables que no guardan relación con el cometido de presentadora, pero es el único recurso al que apela. La señora CC, tal vez por avaricia profesional, ha dejado a un lado sus cometidos de siempre, que jamás fueron puestos en tela de juicio, para hacerse más visible en la pantalla, decir que lamentablemente, no da la talla para presentar este programa y posiblemente ningún otro.

 

Ayer volvimos a ver como lamentablemente en el programa citado, no solo se comentó, sino que incluso salió una inscripción a pie de pantalla, que decía, “su Majestad el Rey, pillado, mirando a una rubia que pasó por su lado…..“, que querían decir al respecto, como dice el refrán “a buen entendedor con pocas palabras basta“. Se puede permitir tan macabra ofensa a nuestro Rey, pero a veces me pregunto ¿en que país vivimos?, donde la permisividad de los gobernantes y de la Justicia son tan ladinos que se intenta tildar al rey de infidelidad, ¿es lo que buscaban estos indeseables de Tele5? ¿no se dan cuenta que SM es un hombre y como tal tiene derecho a observar la belleza de una mujer, sin más?

 

En fin, lo de ayer fue la gota que colmó el vaso. ¿A qué esperan las autoridades para cerrar este y otros programas similares, propios de esta cadena?, ¿se puede permitir tanta insolencia, donde se ataca de forma sistemática a todo ser viviente que destaque profesionalmente? Lamentable, pero está ocurriendo de viernes a sábado si que nadie diga “hasta aquí hemos llegado…, no permitiendo que estos programas que atentan contra la honorabilidad (articulo 18.2 de la vigente Constitución Española) de las personas, se dejen de emitir “ipso facto”, tanta basura televisiva que no es propia de nuestra idiosincrasia.

Juan Dávila-García