El concejal elegido en las listas VOX en las pasadas elecciones municipales en el municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid, Antonio Sanz, se ha incorporado al grupo de concejales no adscritos del consistorio. Con esta decisión abandona el Grupo Mixto al que pertenecía como segundo edil de VOX en la corporación.

Sanz ha tomado esta decisión tras recibir la negativa de VOX de ceder a sus intenciones personalistas dentro de la formación.
VOX no está dispuesto a que los cargos electos que han concurrido bajo nuestras siglas a las diferentes citas electorales intenten imponer su control sobre las agrupaciones locales del partido contra el criterio de los propios afiliados y de la organización provincial de la formación.

Desde VOX se ha intentado por todos los medios transmitir la necesidad de trabajar por los vecinos de Rivas Vaciamadrid y por el proyecto común que defiende la formación. Por ello, se tomarán todas las medidas necesarias para que los cargos electos asuman estas responsabilidades aunque esto pueda suponer que haya concejales que opten por incorporarse al grupo de no adscritos.

Por otro lado, desde VOX estaremos muy vigilantes para denunciar las posibles connivencias de los concejales que sean apartados de nuestros grupos municipales con otras formaciones políticas que defienden posturas políticas opuestas a las que llevaron a casi tres millones de españoles a darnos su confianza en las pasadas elecciones generales.