A esta información ha tenido acceso la Plataforma en base a la Ley de Transparencia y dicho dato consta en el expediente municipal 300/2019/00692.

El beneficiario de este importe es el “artista memorialista” D. Fernándo Sánchez Castrillo, famoso por su obra de arte centrada en asuntos de Memoria Histórica, como la estatua de Franco “escupiendo” agua en forma de chorro, existente en un lago en Sonsbeek, o en temas subversivos como las obras tituladas “La Barricada”, localizada en Utrecht, o “La Fuente”, localizada en Vejer de la Frontera, que tiene por objeto una especie de camión antidisturbios hundido en la fuente a modo de reciclaje, cuya manguera hace las funciones de la fuente a la que da nombre.

Plataforma Millán Astray denuncia que 90.000 euros por la obra del Memoria de los chequistas en el Cementerio de la Almudena de Madrid, consistente en cuatro troncos de arboles amontonados sobre el suelo, y tres paredes de hormigón que los abrazan en forma de “U” superpuestas, es un coste excesivo para las arcas públicas municipales de la Capital de España, habiendo otras prioridades sociales como las existentes en la actualidad, hecho que incluso podría ser analizado bajo el prisma de la malversación. Igualmente, existe una partida denominada “costes indirectos” para dicha obra de arte por un importe de 26.205 euros, que engloba el concepto de gastos financieros y de gestión, que resulta incomprensible en una obra de esta naturaleza.

Dicho Memorial se encuentra ahora mismo rodeado por una cerca de metal y una lona verde que impide su paso, pero que no fue óbice para que los memorialistas accedieran violentado el acceso al reciento acotado, a primeros del mes de Noviembre, para homenajear a los chequistas, hecho frente al cual no consta que el Ayuntamiento de Madrid haya interpuesto la oportuna denuncia contra los responsables.

Plataforma Millán Astray desconoce si el artista memorialista ha recibido ya los fondos presupuestados por su obra de arte, pero lo que sí ha podido confirmar a fecha de hoy es que todavía cuelgan de los muros del Memorial los nombres de los chequistas, incumpliéndose con ello lo acordado por el actual Gobierno municipal del Partido Popular y Ciudadanos de que se retirarían las placas con sus nombres, para que los muros vuelvan a su estado original.

Foto_actual_de_El_Memorial_a_los_Chequistas

Es evidente que ambos partidos políticos que van en coalición, finalmente han optado por validar el monumento a los Chequistas, dándole un simple lavado de cara, con la retirada de los nombres de los asesinos que aterrorizaron Madrid de 1936 a 1939, lavado que todavía no se ha aplicado, pues los nombres de los asesinos siguen en los muros, y mezclando en el mismo Memorial a los verdugos con las víctimas de las checas, con cuyos familiares no ha consultado el actual Gobierno municipal.

Plataforma Millán Astray entiende que los descendientes de los asesinados y violados en las Checas de Madrid bajo dominio del Terror Rojo no se deben encontrar muy felices con que su memoria comparta un espacio de homenaje con los asesinos y violadores de sus antepasados, y esto es algo que debería de aclarar el actual equipo municipal de Madrid, equipo que por otro lado se niega sistemáticamente a reponer la calle del Fundador de La Legión a pesar de que hay una sentencia judicial que obliga a ello.

Por otro lado, el actual gobierno municipal tampoco ha cumplido la resolución municipal aprobada en el último Pleno que le obligaba a colgar de su página web el informe del Instituto de Estudios Históricos de la Universidad San Pablo – CEU sobre la realidad de las Checas en el Madrid bajo el Terror Rojo (1936-1939).