El recién estrenado candidato del PSOE a la Alcaldía de Madrid, Pepu Hernández, tendrá que explicar en su campaña electoral muchas cosas. Empezando por aclarar cómo puede ser que su ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se haya cargado de un plumazo toda la nueva inversión comprometida para el Cercanías de Madrid. Porque sin la ampliación y mejora de ese medio de transporte en su acceso a Madrid, resultará literalmente imposible que los supuestos fines ecológicos que dicen respaldar en la circulación dentro de la capital de España se lleven a cabo.

Es más, los dos candidatos del PSOE a la Comunidad de Madrid y la Alcaldía deberán aclarar cómo puede ser que esa partida -que según las promesas realizadas a Madrid, debería haber sido dotada con 1.000 millones de euros- haya acabado en las ya muy engordadas inversiones territorializadas destinadas a la Generalitat catalana de Quim Torra.

Y es que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado sólo dedica 3 millones de euros de los 6.000 prometidos por Sánchez para nuevas inversiones en la Comunidad de Madrid. Y ello pese a ser este territorio el principal motor de la economía nacional.