La formación de Santiago Abascal obtendría hasta 20 diputados en las elecciones de la Comunidad de Madrid del próximo mes de mayo.

El PSOE sería el partido más votado, pero perdería numerosos apoyos, y se quedaría en los 33 escaños. Por su parte, el Partido Popular continuaría a la baja con 24 escaños, la mitad que en las pasadas elecciones autonómicas.

Ciudadanos lograría el segundo lugar con 30 escaños, mientras Unidos Podemos ocuparía la cuarta plaza con 25.

Solo el PSOE y Ciudadanos superarían el 20% de los votos, y solo ellos podrían sumar un número suficiente de diputados como para intentar un gobierno de coalición entre dos partidos, aunque necesitarían el apoyo de otra formación.

La hipótesis de un gobierno de centro-derecha pasaría necesariamente por el apoyo de VOX a Ciudadanos y el Partido Popular.

PHOTO-2018-12-12-14-36-44