Madrid Network, creada durante la primera legislatura de Esperanza Aguirre como una entidad público-privada para fomentar la innovación, tuvo en nómina a variados asesores y consultores con sueldos de hasta 9.000 euros netos mensuales mientras recibía cuantiosas subvenciones públicas cuestionadas por los propios servicios jurídicos autonómicos. Entre esos asesores estuvo entre 2008 y 2011 la próxima presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que percibió 4.219 euros netos mensuales hasta que obtuvo un escaño en la Asamblea de Madrid. En paralelo, llevaba la cuenta de Twitter de Aguirre y la comunicación online del PP de la capital.

No está mal recordar que desde que Ayuso dejó su profesión de periodista y pasó a dedicarse a la política, todos sus JEFES están imputados por algún caso de corrupción:

- Alfredo Prada por el Campus de Justicia

- Esperanza Aguirre solicitada por la fiscalía en el caso Púnica

- Ignacio Gonzalez por los casos Lezo, Inassa y Ático

- Cristina Cifuentes por su Máster y la Púnica

¿De verdad, alguien en su sano juicio puede pensar que ella no sabía nada?