El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid ha organizado para los próximos días 14 y 15 de diciembre el festival “Coñumor 2.0”, que correrá a cargo de una asociación formada por “cuatro mujeres que un día tomando cañas decidieron que era necesario montar un festival de humor feminista”.

El lugar de celebración del primer festival de humor feminista en Rivas Vaciamadrid será en la instalación municipal La Casa+Grande perteneciente a la Concejalía de Infancia y Juventud, en colaboración con la Concejalía de Igualdad y Mujer.

VOX Rivas Vaciamadrid solicita saber cuánto le cuesta al contribuyente este festival, que, según explica la propia asociación organizadora, “en pleno subidón feminazi, os invita a matar al patriarcado de la risa” con espectáculos tales que llevan como títulos ‘OVOLUCIONANDO’, ‘CHOCHO CHARLA’ y ‘‘PENKOLETAS SISTERS FEMINISTA SHOW’.

El festival fue oficiado en septiembre en la Casa de Vacas del Parque del Retiro en Madrid contando con la participación de una candidata de EH Bildu al senado por Vizcaya y colaboradora en el programa televisivo del secretario general de Podemos y Diputado en las Cortes Generales Pablo Iglesias Turrión, por lo que sería lamentable que con los impuestos de los ripenses se financiara espectáculos de índole proetarra.

 

Dentro de la gama de los esperpentos espectáculos, destaca especialmente la "chocho charla" de la "psicowoman, definiéndola como “denuncia por todo lo que sufren nuestros coños”, para descubrir el “maravilloso mundo del coñocimiento”. Como necedad añadida se desarrollará un “monólogo sobre el coño” titulado como ‘‘UNA GRIETA EN MI DESTINO’ para tratar el aparato genital de la mujer como “un agujero profundo, un abismo oscuro, un lugar escondido, un zulo húmedo donde se puede esconder de todo: desde la reputación hasta una bola de hachís”.

Desde VOX Rivas Vaciamadrid preocupa que las arcas municipales se malgasten para sufragar actos que ridiculizan la lacra que supone la violencia doméstica y que se utilice como forma de adoctrinamiento de las políticas de ideología de género al recurrir al humor fácil para denigrar a los hombres. Este festival roza, en nuestra opinión, el delito de odio previsto en el Código Penal, artículo 501, al fomentar la discriminación contra el hombre por motivo ideológico y sexista de manera pública. Imaginemos por un momento que fuera un festival al revés en el que hombres "masculinistas" hicieran chistes, monólogos y espectáculos como estos pero cambiando el género de los diálogos y guiones... Donde digan él pongamos ella y donde digan hombre pongamos mujer... y tras ello saquen sus propias conclusiones.