La reunión de hoy, lejos de estrechar aún más el cerco, ha terminado en bronca manifiesta entre ambas formaciones. Cs se queja que “el PP solo ha hablado de sillones, no de reformas”, mientras que Ciudadanos ha llevado “un acuerdo en papel” para hablar de “programas”.

Continúan diciendo que es “poco serio” que el PP no haya llevado a la cita ninguna de las medidas de su programa como estaba previsto y que, a cambio solo hayan querido ratificar el apoyo de los naranjas al nombre de Almeida como alcalde. “Estamos acostumbrados, están obsesionados con las sillas, las concejalías, las alcaldías”, mientras que “nosotros hemos traído una carpeta con puntos de programa”.

Pese al desencuentro, ambos equipos volverán a reunirse la próxima semana para tratar de reconducir la situación y VOX sigue esperando ser llamado para reconducirla definitivamente.