Ante las recientes declaraciones de Don José Luis Martínez Almeida y de la Portavoz del Ayuntamiento de Madrid Doña Inmaculada Roldán de que cumplirán las resoluciones judiciales en el asunto relativo a los nombres de las calles de Madrid cambiadas por el anterior Gobierno municipal, la Plataforma Millán Astray interpela al nuevo Alcalde de la Capital a que cumpla su palabra y reponga las placas del General Millán Astray en Madrid pues así lo ordena la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 7 de Madrid en el procedimiento 201/2017.

 

Mediante una comunicación enviada hoy mismo (se adjunta) por esta Asociación de Veteranos Legionarios al Alcalde de Madrid, con la remisión de una copia de la citada sentencia, se le recuerda que el Ayuntamiento lleva más de un año en la desobediencia judicial a este respecto, una insumisión legal inadmisible que hay que subsanar lo antes posible por la vía de cumplir el mandato judicial que así lo ordena. En el caso de que el Ayuntamiento de Madrid no cumpla la sentencia precitada de forma inmediata, ello causará una gran decepción no sólo entre los vecinos y comerciantes de la calle, sino entre la mayoría del Pueblo de Madrid, que no puede comprender cómo es posible que el nombre de una calle de Madrid que data de 1924, otorgada en reconocimiento al heroísmo del Fundador de La Legión por motivos previos a la Guerra Civil, siga hoy profanada y violentada por el odio de la extrema izquierda más fanática.

 

En este sentido, la Plataforma Millán Astray ha convocado una concentración en esa calle para el Domingo 7 de julio a las once de la mañana, donde se informará a los vecinos y comerciantes de la situación legal y judicial de la calle y en donde además, los Veteranos Legionarios y los Simpatizantes celebrarán con el vecindario el 140 cumpleaños del General Millán Astray y el 95 aniversario en que Fundador de La Legión está en el callejero de la Capital de España, presencia que ahora está fijada por la vía de una sentencia judicial que el despótico Ayuntamiento de Manuela Carmena se ha negado reiteradamente a acatar. Los Veteranos Legionarios sienten que llega el final de esta notoria injusticia, una pesadilla para los que amamos a España, y que el nombre de esa calle, que siempre ha pervivido en nuestros corazones, será finalmente restaurado en toda su grandeza y plenitud.

 

Nadie en este país podrá envilecer jamás el nombre del Fundador de La Legión Española sin que las decenas de miles de Veteranos Legionarios que hay en nuestra Nación respondan por la vía del Estado de Derecho en defensa de la Memoria de un Hombre que lo dio todo por su Pueblo y por su Patria en los lugares de mayor peligro y en compañía de sus leales Legionarios, los mismos que hoy defienden contra viento y marea su vida y legado y exigen la reposición de su merecido nombre en el Callejero capitalino en base a una sentencia judicial ganada.