El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado en el pleno de Cibeles celebrado ayer una proposición para intervenir, dentro de sus competencias, en la regulación de las casas de apuestas y evitar su proliferación.

Según ha expuesto el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, el Ayuntamiento exigirá la autorización para las casas de apuestas concedida por la Comunidad de Madrid, que es quien tiene la competencia, de manera que ninguna licencia de funcionamiento será válida sin esa autorización. De esta forma, mientras la Comunidad no dicte las nuevas reglas sobre estas actividades, no será posible abrir nuevas casas de apuestas.

 

La Agencia de Actividades declarará ineficaces, de forma inmediata, las declaraciones responsables que se presenten en un registro municipal para actividades de este tipo hasta que el particular obtenga la autorización de la Comunidad. Además, la Agencia va a iniciar, desde este mes de febrero, una campaña de inspección para controlar el cumplimiento de la legalidad de los casi 400 locales de apuestas censados en nuestra ciudad.

 

Desde el Área de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana se constituirá un grupo de trabajo que aglutine a los responsables de las áreas con competencias en materia de reequilibrio territorial, prevención y atención sanitaria, apoyo social a familias y control urbanístico y policial de la actividad de salas de apuestas y locales de juego, con el fin de implantar políticas públicas que atajen de manera pluridisciplinar la proliferación del juego en la ciudad de Madrid, incluyendo además medidas en materia de publicidad y control de acceso a menores.