Es la primera vez que el gobierno regional concede estas ayudas fijadas entre los 11.000 y los 43.000 euros - a los pueblos más pequeños de la Comunidad de Madrid y por tanto con menos capacidad de ingresos y recursos.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido ha explicado algunas de las condiciones necesarias para recibir estas ayudas regionales por parte de estos pequeños municipios. Entre ellas que, además de no superar el límite de 2.500 habitantes haber perdido habitantes en los últimos cinco años o una edad superior a los 65 años al menos el 30% de los vecinos y también puntuación adicional para los que tienen menos de 250 habitantes.

La alcaldesa de Robregordo, María Cano ha explicado que no quieren crecer ni perder su identidad, sino recuperar algunos de los servicios que ya tenían. Por ello, ha insistido es necesario trabajar en conjunto y que les ayuden mediante inversiones tanto desde la Comunidad de Madrid como del gobierno central.

En la zona norte de Madrid, los municipios que se verán beneficiados son Horcajuelo de la Sierra con 35.894 euros, Lozoya con 34.000 euros, Rascafría con 30.226 euros, Navarredonda y San Mamés con 35.894 euros, Patones con 17.000 euros, Pinilla del Valle con 37.783 euros, Piñuécar-Gandullas con 18.891 euros, Pradena del Rincón con cerca de 19.000 euros, Puebla de la Sierra con 41.561 euros, Puentes Viejas con 32.115 euros, Redueña con cerca de 36.000 euros, Robregordo con 43.450 euros, Robledillo de la Jara con 41.561 euros, La Serna del Monte con 34.000 euros, Somosierra con 39.672 euros, Valdemanco con 30.226 euros o Villavieja del Lozoya con 32.115 euros.

FUENTE: https://cadenaser.com/emisora/2018/12/28/ser_madrid_norte/1546000873_280390.html