En un escrito que dice lo siguiente:

Muy Señor Mío,

La Asociación “Reivindicativa de la Memoria Histórica RAICES”, actuante en este procedimiento,comparece ante Usted y con el debido respeto expone:

Las checas fueron centros facultados para realizar detenciones, requisas y asesinatos durante la Guerra Civil española. Su actividad en Madrid comienza en julio de 1936 y, en muchos casos, se prolonga hasta noviembre de ese mismo año, continuando algunas de ellas su actividad bajo otras formas. En esos meses, más de 1.000 chequistas sembraron el terror en Madrid y asesinaron a cerca de 3.000 personas, triste balance que denota su importante papel en la represión frentepopulista.

Hay un detallado trabajo de investigación al respecto titulado “Checas de Madrid”, que es el resultado de más de 3 años de investigación del Instituto CEU de Estudios Históricos (Universidad CEU San Pablo).

El proyecto “Checas de Madrid” fue objeto de subvención en régimen de concurrencia competitiva por parte del Ministerio de la Presidencia, y es un ejemplo de la cobertura de ese Ministerio a la investigación sobre la memoria histórica que recogen las Órdenes PRE/480/2011, de 2 de marzo y PRE/809/2011, de 4 de abril (Resolución de 24 de noviembre de 2011).

En mayo de 2019, ante las numerosas consultas que recibió el Instituto CEU de Estudios Históricos relativas al proyecto Checas de Madrid, y dado que dicho proyecto no está recogido en el Centro Documental de la Memoria Histórica, el Instituto decidió hacer públicos sus resultados más significativos cumpliendo con los mandatos expresos de la convocatoria de 4 de abril de 2011: “recuperación de la memoria histórica y el reconocimiento moral de las víctimas de la guerra civil” y “Adecuada publicidad a la subvención concedida mediante incorporación del logotipo oficial del Ministerio de la presidencia (Anexo VI) en los resultados del proyecto subvencionado”.

Se puede consultar dicho proyecto en la página web, proyecto científico y avalado por el propio Estado y que sirve de base para esta petición:

https://iehistoricos.ceu.es/investigacion/proyectos/checas-de-madrid/

El término “checa” procede de la Cheká, la primera policía política soviética creada en Rusia en 1917, la “Comisión extraordinaria panrusa para la supresión de la contrarrevolución y el espionaje” (las iniciales Chk son las iniciales del nombre de este organismo en ruso). A diferencia del caso bolchevique, en España las checas no iban a ser exclusivas del Partido Comunista sino de todas las organizaciones activas en la retaguardia controlada por el Frente Popular. La proliferación del término es un indicio del alto grado de influencia soviética.

La denominación de “checa” se difundió entre la población madrileña y de otras capitales ya en el verano de 1936 y lo extendieron por la retaguardia nacional personas que huían de Madrid, haciéndose eco de los sufrimientos y vicisitudes pasadas. A partir de 1937 –como señala Julius Ruiz– la palabra fue empleada por los anarcosindicalistas para denunciar los métodos de terror empleados entonces por la policía

gubernamental y los comunistas. Defender la República equivale a desencadenar la revolución, y la revolución presupone el terror. Toda una serie de personas y organizaciones van a practicar ese terror, utilizando –entre otros instrumentos– las checas.

El funcionamiento de las checas resulta difícil de interpretar si se olvida la existencia en paralelo de un Gobierno y de un proceso revolucionario, así como la pugna entre los protagonistas de éste para determinar cuál de las fuerzas implicadas lograría imponer su hegemonía al resto.

Los sectores del Frente Popular implicados en la revolución coincidían en la voluntad de exterminio de las personas y sectores sociales considerados un obstáculo para la nueva sociedad que se pretendía implantar. El Gobierno nunca demostró voluntad efectiva de hacerles respetar la ley, consciente de que dependía de ellos para garantizar su propia supervivencia. Y tampoco los revolucionarios sintieron la inmediata necesidad de crear un nuevo orden jurídico y político. De ahí el caos imperante en una retaguardia donde cada grupo (anarquistas, socialistas, comunistas, poumistas, regionalistas...) movilizó milicias, constituyó órganos de gobierno y administración, creó policías y tribunales y se dedicó a toda clase de ensayos económicos y sociales. La situación empieza a cambiar cuando el Partido Comunista da pasos decisivos para el control del proceso revolucionario al servicio de sus intereses.

Las checas tendrán una evolución semejante, comenzando con una inicial proliferación al servicio de los más diversos grupos, pasando por su drástica reducción en número (sobre todo a partir de la llegada a Madrid de las tropas nacionales en noviembre de 1936), para desembocar en su control por un aparato policíaco desde instancias comunistas.

Recientemente el Parlamento Europeo ha aprobado una resolución común (2019/2819 RSP) condenatoria del Comunismo que obliga a los Estados Europeos miembros de la Unión.

Dicha resolución se puede consultar en el siguiente enlace:

http://www.europarl.europa.eu/doceo/document/RC-9-2019-0097_ES.html

El Parlamento Europeo “pide a todos los Estados miembros de la Unión, incluida España, que hagan una evaluación clara y basada en principios de los crímenes y los actos de agresión perpetrados por los regímenes comunistas”.

El Parlamento Europeo considera que deben mantenerse vivos los recuerdos del trágico pasado de Europa, con el fin de honrar la memoria de las víctimas, condenar a los autores y establecer las bases para una reconciliación basada en la verdad y la memoria.

En base a todo lo anterior, solicitamos la apertura del oportuno expediente, y tras los trámites oportunos, el Ayuntamiento de Madrid en su sesión plenaria emita una declaración institucional de condena de las checas que hubo en la Capital de España durante el periodo de 1936 a 1939 donde fueron asesinadas miles de personas inocentes.

Que se constituya en Madrid a tenor de la resolución del Parlamento Europeo el día 23 de agosto como el día conmemorativo de las víctimas de las checas en Madrid y se les haga un homenaje.

Que se lleva a cabo una exposición en Madrid donde se informe de lo que fueron las checas y sus crímenes.

Atentamente,

Presidente. 11 de octubre de 2019