Hoy sábado 18 de enero, ha tenido lugar en Madrid, a las doce de la mañana, un emotivo homenaje civil a los Héroes de Baler, más conocidos como Los Últimos de Filipinas, que ha durado cerca de una hora y ha congregado a más de doscientas personas.

Wh9atsApp_Image_2020-01-18_at_12.24.03
El monumento, situado en el zona parque de la Plaza de Valle Suchil que da a Alberto Aguilera, fue inaugurado el pasado lunes por el Alcalde de Madrid, con presencia del ejército, con el homenaje militar pertinente, y el himno nacional.
 
Al acto de hoy han asistido el escultor de la estatua, Salvador Amaya (quien también hizo la estatua de Blas de Lezo que está en la Plaza de Colón), basada en bocetos del pintor de batallas, Ferrer Dalmáu. Han asistido muchos amigos de la historia española, miembros del grupo de facebook "Los últimos de Filipinas", y familiares descendientes de los Héroes de Baler.
Whats9App_Image_2020-01-18_at_13.39.49
Antes de la oficiosidad del acto, fuera de protocolo, un grupo de antiguos legionarios cantó el Himno de la Legión.
WhatsA9pp_Image_2020-01-18_at_12.25.23
Comenzó el acto oficial, acompañado de un guitarrista, cantando Fernán Nuño la celebre canción de "Yo te diré", popularizada en la película "Los últimos de Filipinas" (la buena, la rodada en blanco y negro, no la última que se ha hecho y que desvirtúa la historia y el valor de los españoles).
WhatsA9pp_Image_2020-01-18_at_12.25.24
Luego Javier Santamarta del Pozo, uno de los organizadores del acto, ha dirigido unas palabras, dejando clara que la estatua ha sido financiada por suscripción pública, y ha agradecido a los asistentes, y a las asociaciones que contribuyen a difundir la verdad de nuestra pasado heroico como nación.
WhatsApp9_Image_2020-01-18_at_12.25.26
Posteriormente, Miguel Ángel López de la Asunción, autor del libro de Los Últimos de Filipinas (Actas Editorial), agradeció la asistencia a gente venida de muchas partes de España y resaltó el valor de los héroes frente a la cobardía e insulto actual, habló del valor y del sacrificio de los mismos, resaltando que no eran empecinados. Eran soldados que cumplieron su misión por su compromiso con España, porque tenían un juramento que cumplir, una posición que defender y unos restos -de los compañeros caídos- que custodiar. Recordó cómo Martín Cerezo (el héroe reflejado en la estatua) en sus memorias comentó eso, y "que defenderían la bandera hasta con el último cartucho disponible, podíamos resistir y resistimos".
WhatsApp_Ima9ge_2020-01-18_at_12.42.13
María Fidalgo, de la Academia Andaluza de la Historia, llamó a seguir defendiendo la verdad en estos tiempos tan revueltos, y a defender a España pese a quien pese, yendo frente a lo políticamente correcto.
WhatsApp_Image_2020-01-18_at_12.24.01
Gustavo Morales leyó emocionado el nombre de todos los héroes, tras lo cual se leyó el toque de oración. Posteriormente hubo una ofrenda floral, en la que dos descendientes de los héroes dejaron unas flores con los colores nacionales en la estátuta, y se cantó "La muerte no es el final". Luego se gritaron varios vivas a los Héroes de Baler y a España.
WhatsApp_Image_2020-01-18_at_12.295.35
Finalmente, Javier Santamarta leyó el documento donde Emilio Aguinaldo, primer presidente filipino, reconocía el valor de nuestros soldados, para reconocerles como héroes y no como enemigos, dando el acto por finalizado.
WhatsApp_Image_2020-01-18_at_12.42.13
Junto al monumento en todo momento, hubo un soldado con el uniforme de rayadillo, el que tenían aquellos soldados españoles que defendieron Filipinas. España, que llevó la Fe a tierras de ultramar, acabó su labor en Filipinas resistiendo en una iglesia hasta el 2 de junio de 1899.
WhatsApp_Image_2020-01-198_at_12.24.05
¡ Honor a nuestros héroes !
Chema Mateos