El Ayuntamiento de Madrid se ha visto forzado a informar a la Plataforma Millán Astray de los montantes exactos de “los otros gastos” que lleva aparejada su política memorialística, y que suponen un importante gravamen para las arcas públicas. Ya no son sólo las dietas de los miembros del Comisionado de la memoria histórica del Ayuntamiento de Madrid, y el coste de las nuevas placas y señalizaciones en las vías públicas, y los gastos y molestias que tienen que sufrir los vecinos afectados por el cambio de las denominaciones de sus calles, sin haber tenido en cuenta su opinión, …. hay mucho más detrás de esto.

 

En esta primera nota de prensa al respecto, la Plataforma denuncia a la opinión pública madrileña que entre esos “otros gastos” de la Memoria de Manuela Carmena, según datos incontestables aportados por el propio Ayuntamiento, hay partidas económicas tan abultadas como: - Personas dedicas a la Memoria Histórica de Madrid a tiempo completo: Cuatro (dos como cargos de confianza y dos como funcionarios de carrera) - Sueldos totales al año de las cuatro personas asignadas: 244.046,76 euros, el equivalente al salario mínimo interprofesional de 24 personas. - Sueldo medio anual de las personas asignadas: 61.011,69 euros

 

El detalle individualizado según informe del propio Ayuntamiento de Madrid es el siguiente:

Captura_de_pantalla_2018-11-07_a_las_22.49.39

Si proyectamos este gasto anual al mandato de cuatro años de gobierno municipal, el coste del personal memorialístico alcanzaría aproximadamente el millón de euros.

 

Además de lo anterior, la Oficina de la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid “disfruta” de tres despachos localizados en las lujosas oficinas municipales en la Plaza de la Villa, de 75 metros cuadrados, cuatro líneas teléfonicas fijas y dos líneas móviles, lo que eleva sin duda esos “otros gastos” en Memoria.

 

En cuanto a la controvertida exposición del “No pasarán”, su coste directo para las arcas municipales ha sido de 160.000 euros, a lo que hay que añadir la parte del Comisario de la Exposición y el catálogo de la misma, lo que nos sitúa en aproximadamente 185.000 euros, y lo anterior es solo un ejemplo del coste de una sola de esas iniciativas tan sesgadas e ideologizadas que lleva a cabo la Oficina de la Memoria. Plataforma Millán Astray quiere denunciar el elevado coste económico de la política de odio y confrontación del Gobierno de Manuela Carmena que supone su Memoria Histórica, un nuevo fenómeno económico muy lucrativo, que como tal, por su lógica innata tenderá a perpetuarse en el tiempo, para beneficio de sus participantes, buscando importantes réditos políticos por la confrontación y división.

 

Frente a ello, Plataforma reivindica la grandeza del Fundador de La Legión, que fue capaz de crear, organizar y dirigir en su vejez y hasta su muerte, el Cuerpo de Mutilados por la Patria, a coste cero para el erario público, pues todos los que trabajaban en esa organización benéfica lo hacían gratis y desinteresadamente, y además porque los bienes que constituían el patrimonio de dicho Cuerpo fueron donados gratuitamente por los españoles.

 

Frente al interés lucrativo de los propagandistas de la actual Memoria Histórica, se alza la generosidad y desinterés del General Millán Astray, como hecho incontrovertido desde un punto de vista económico.