El Área de Cultura, Turismo y Deporte, que dirige Andrea Levy, prepara un plan de choque para apoyar a las librerías de los barrios. Durante los últimos años, los establecimientos ubicados en los barrios menos céntricos de Madrid han sufrido el azote de la crisis y, sobre todo, la fuga de clientes hacia otras ubicadas en zonas más céntricas, así como la feroz competencia de los portales de venta en internet.

Para apoyarles, puesto que son primordiales para el tejido cultural de la ciudad, el Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha un plan que contempla tanto ayudas directas como otras de apoyo a través de las bibliotecas públicas municipales.

En concreto, el Área de Cultura, Turismo y Deporte va a ampliar la línea de financiación para librerías madrileñas que desarrollen actividades de promoción de la lectura a través de una convocatoria de libre concurrencia. El importe de estas ayudas aumentará de los 65.000 euros de 2019 a 80.000 en 2020. Se han concedido subvenciones a ocho librerías de la ciudad que comenzarán a abonarse próximamente, una vez transcurrido el periodo de justificación de gastos.

Otra de las actuaciones de este plan de choque es el acuerdo marco para el suministro de libros a la red de bibliotecas públicas municipales, integrada por 32 bibliotecas, seis módulos de bibliotemetro y un punto de préstamo en un centro cultural. Hasta ahora eran siete los proveedores, tres de Madrid, una cantidad que está previsto aumentar hasta 25 y que todos ellos sean librerías de la capital.

Colaboración de las bibliotecas

Junto con estas iniciativas de ayuda financiera, el Ayuntamiento pondrá en marcha una campaña de fomento de las librerías de los barrios a través de las propias bibliotecas, organizando actividades conjuntas y favoreciendo la consulta de los catálogos de las librerías desde los terminales de las bibliotecas. 

Esta colaboración ya se está llevando a cabo en algunas bibliotecas como la Eugenio Trías que participa en el programa ‘Leer es una fiesta’, desarrollado con cinco librerías madrileñas especializadas en literatura infantil con el fin de defender el papel de estos establecimientos en la vida de las familias.

Apoyo a las ferias

Además de las ayudas a las librerías, el Ayuntamiento apoya financieramente la celebración de la Feria del Libro de Madrid. Un apoyo de 60.000 euros en 2019, que en 2020 ha aumentado a 66.000 euros.

Este año, por primera vez, el Ayuntamiento colaborará en la promoción de los libreros de viejo, aportando 5.000 euros para la organización tanto de la Feria de Primavera del Libro Viejo y Antiguo como la de otoño. Además, acoge cada año el Salón del Libro Antiguo en la Galería de Cristal de CentroCentro, en Cibeles.