De decir que VOX volvería a ser insignificante después del 10-N, a tener que tragarse la pseudo-progresía  roja y el oligopolio televisivo 28 diputados más, solo han mediado poco más de seis meses. Madrid ha pasado de tener un cinturón rojo en el sur metropolitano a todo un cinturón verde en 62 municipios, que prácticamente envuelven toda la región.
 

El gran avance de VOX en toda España

Los municipios más grandes donde Vox ha sido la primera fuerza son Cartagena (153.000 votantes censados), Algeciras (89.900), Ceuta (59.800), Roquetas de Mar (54.600), Valdemoro (52.000), Molina de Segura (50.000) y El Ejido (45.500). En esta línea, VOX ha conseguido un 20% de los votos en Andalucía, -siendo la segunda fuerza en Sevilla, Huelva, Cádiz y Almería-, un 22% de los votos en Castilla La-Mancha y, en Cataluña, Vox ha conseguido resultados superiores que los de Ciudadanos y el PP en algunas provincias catalanas.

VOX ganó en 72 municipios españoles el 28-A y ahora se ha impuesto en 278 habiendo 120 municipios donde el primer puesto ha pasado del PSOE a Vox.

VOX ha incrementado en los seis meses transcurridos entre ambos comicios más de 950.000 votos, la mayor cifra absoluta y porcentual de todos los contendientes.

Madrid región: del rojo dominante al verdiazul y un UP insignificante

Siempre se ha dicho que Madrid tenía un cinturón "rojo" al sur. Y en parte lo sigue teniendo aunque ya no con  la intensidad de antaño. Madrid capital es "azul" y al oeste  -donde están los municipios más ricos-  también lo son.

Pero a Madrid le ha salido en estas últimas elecciones un cinturón verde. El cinturón verde de VOX que se extiende prácticamente por un segundo anillo que rodea toda la Comunidad.

En la Comunidad de Madrid ha dominado en 61 municipios, con especial fuerza en el suroeste de la región, siendo sin duda alguna el Psoe, el partido que más votantes ha cedido a Vox.

Este cinturón rojo que ha pasado a tener el color verde se extiende  por casi todo el oeste de la Comunidad, el sur y sur-oeste, así como en la casi totalidad del este,  pasando en poco más de seis meses de 8 a 62 municipios.

Por otra parte, el PP le pega un buen comido también al PSOE no sólo en la capital y en los municipios ricos del oeste, sino que pasa a ocupar la casi totalidad del centro-oeste y oeste regional. Por último, UP ha pasado de tener 10 municipios en los que el 28-A fue la fuerza más votada. ha tener solo 3 el 10-N.

En resumen, un apabullante retroceso de las izquierdas.

 

El Economista del Antifaz