Javier Santamarta es politólogo y periodista, con una suficiencia investigadora reconocida tras haber realizado y superado sobresalientemente los cursos del Doctorado. Es licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, especializado en Ciencia Política con Estudios Internacionales y diplomado NOAH (Network On Humanitarian Assistance – Especialidad en Ayuda Internacional Humanitaria), tras pasar por las Universidades de Oxford, Deusto y Lovaina, donde se especializó en Geopolítica. Autor de numerosos libros. En esta entrevista habla de su último libro Siempre estuvieron ELLAS.

 

¿Por qué decidió escribir este libro sobre ELLAS?

 

En realidad he seguido con la línea que inicié hace años con mis colaboraciones en radio y mis artículos en prensa, de recuperar eventos, hechos, personajes… de la Historia de España, que por unas razones u otras han quedado olvidados o han dejado incluso de enseñarse. Con la riqueza que España tiene precisamente con relación a su Historia, la verdad es que es una fuente inagotable para escribir decenas de libros abarcando siglos y siglos en donde hombres y mujeres españoles hicieron tantas cosas admirables.

 

¿Completa en cierta manera el otro de los héroes a modo de díptico?

 

Es verdad que no me lo había propuesto de este modo, pues en Siempre tuvimos héroes también salían mujeres como Carmen Angoloti y su labor increíble en la Guerra de África; Isabel la Católica y su testamento; o Isabel Zendal, la protoenfermera de la Historia, dentro de la Expedición Balmis.

 

Pero siempre me preguntaban si no había más mujeres que destacar en nuestra Historia y sí, las hay. ¡Muchísimas! La verdad es que fue incluso muy complicado la selección de las mismas. Por eso el Capítulo Cero titulado “Matria” quiere hacer un homenaje a todas las que no salen con capítulo propio en el libro.

thumbnail_705061_07606676_7617770757_n

España es un país muy mariano, que respeta a la mujer y a la maternidad. ¿Qué características tiene la mujer española?

 

España es un país femenino. Es uno de los mejores países para ser mujer en todo el mundo según todos los indicadores internacionales. La presencia de la mujer es atávica, así como el respeto que se le tiene. Muy seguramente tenga algo que ver con que, en efecto, España es además la nación mariana por excelencia. No reconocer este hecho es no entender la propia esencia de España. Un lugar donde las mujeres siempre fueron muy independientes y bravas. Que han estado en actos de guerra como en pocos sitios. Que guardan sus apellidos con orgullo se casen o no, cosa que no ocurre en países que creemos más feministas. En España la mujer es y ha sido un ejemplo de arrojo y templanza.

 

Ha combinado en el libro mujeres muy famosas con otras poco conocidas. ¿Son más admirables o imitables estas mujeres?

 

Como dije, la selección era muy complicada porque no hacía más que encontrarme, a medida que iba estudiando, más y más mujeres que merecían ser recordadas y reivindicadas en cierta medida. Hay conocidas, cierto, pero no menos importante son las que sin serlo tanto, han sido también de admirar, y ejemplo con sus obras y actos. El criterio final fue el hacer un abanico, una panoplia de personajes de lo más ecléctico, para que no quedara aspecto que tocar: reinas, inventoras, viajeras, literatas, doctoras, periodistas, abogadas, corresponsales de guerra, mujeres del pueblo llano… luchadoras sin embargo todas ellas, en su momento y en lo que hicieron.

 

¿Qué mujeres han sido más determinantes en la Historia de España?

 

Contamos con las primeras reinas en Europa que fueron reinas de verdad,  que tuvieron poder ejecutivo y mando de ejércitos, como fueron Urraca de León o Berenguela de Castilla. Pese a que resulte tópico, la reina Isabel I (Isabel la Católica) fue determinante en muchos de los hechos que configuran la España moderna: final de la Reconquista, descubrimiento de América, leyes de Indias como consecuencia de su testamento, fomento de la imprenta, acceso de la mujer a la educación y a la enseñanza incluso universitaria. Fue sin duda una mujer única.

 

¿Qué moraleja podemos sacar de este libro?

 

No sé yo si se puede sacar alguna. Tal vez que, siguiendo en la línea del primero, la Leyenda Negra nos ha hecho parecer como un país atrasado y mucho menos avanzado que como nos ven desde fuera. O como incluso nos sentimos dentro. En España las mujeres pudieron votar antes que en Francia, Italia o Suiza, por poner un ejemplo. Tuvimos las primeras catedráticas de la Historia en Salamanca y en Alcalá de Henares. Y fueron pioneras de un modo envidiable. La moraleja es que los hombres y mujeres de España tenemos mucho que aprender y de lo que estar orgullosos de lo hecho por hombres y mujeres compatriotas, y yo simplemente me he limitado a darles de nuevo la voz que se merecían, e intentar sacarlos del olvido.

 

Agradezco la oportunidad que me ha dado El Correo de Madrid para difundir el libro y les animo a seguir con la magnífica labor que están realizando.