El club tradicionalista Empel de Barcelona, al que los ignorantes, especialmente todo tipo de chusma perroflaútica llama fascista, se está consolidando como el lugar de referencia de encuentro entre patriotas donde se organizan buenas conferencias y una gran variedad de actos lúdicos y culturales.

Oración, formación y acción. Nuestro subdirector, Javier Navascués, tras unas aclaraciones previas para que nadie se sintiese aludido o lo tomase como algo personal hizo un llamamiento a los presentes a entregarse de verdad a las únicas causas que merecen la pena: Dios y España hasta las últimas consecuencias si fuese preciso, que es dar la vida.

La grandeza de España ha estado en su catolicidad, luego si queremos recuperar lo más genuino de nuestra patria y sacarla de su decadencia y letargo hay que recuperar la cristiandad y la Tradición católica. Nobleza obliga. El conferenciante alentó en todo momento a los presentes a entregarse sin medias tintas, llevando una vida de militancia política, de compromiso de generosidad, pero teniendo como base la oración y la recta formación.

Providencialmente la charla tuvo lugar el día en el que el Frente Popular tomaba el poder en España. La gente salió entusiasmada y con deseos de entregarse a la vida de piedad, que no es algo de mujercitas sino muy viril. En Barcelona sigue muy viva la resistencia con gente de orden dispuesta a dar la batalla.

Dentro de unos días si todo va bien podremos colgar el vídeo de la conferencia.