José Alsina Calvés, nacido en Ripoll, es licenciado en Biología por la UB, y Master en Historia de las Ciencias y Doctor en Filosofía por la UAB. Catedrático de Instituto jubilado. Fundador y secretario general de la Asociación Sindical del Profesorado de  Enseñanza Pública de Cataluña. Autor de diversos libros sobre historia de la ciencia, historia de las ideas y biografías políticas. Director de Nihil Obstat, revista de historia, metapolítica y filosofía. Hasta hace poco presidente de Somatemps, dirige en la actualidad la Catedra Eugeni D’Ors de Pensamiento Hispánico de esta asociación. En esta ocasión nos de la nueva revista trimestral que dirige, La Emboscadura.

¿Cómo nace la revista y con qué objetivos?

Nace como una confluencia de iniciativas. En un principio Jesús Sebastián era uno de sus promotores y el director del primer número. Por razones diversas se apartó del proyecto y yo asumí la dirección de la revista.

El objetivo es ofrecer una divulgación de calidad de temas políticos y metapolíticos, especialmente en cuestiones relacionadas con la geopolítica y las relaciones internacionales, aunque también va a dedicar su atención a cuestiones de política nacional.

¿Por qué el nombre de emboscadura?

El nombre hace referencia a Ernst Jünger, el novelista y pensador alemán relacionado con el movimiento de la Revolución Conservadora. El emboscado es uno de los personajes arquetípicos creado por este autor. Es el proscrito, rechazado por una sociedad que no le gusta, y que se retira a los bosques donde se hace fuerte y espera su ocasión para volver al combate.

¿Qué línea editorial tiene?

La Emboscadura trata de conectar con diversas corrientes de pensamiento europeo (la Nueva Derecha francesa e italiana, la Cuarta Teoría Política de Alexandr Dugin, la Revolución Conservadora alemana) y adaptarlas a la realidad española, al mismo tiempo que reivindica la tradición y la historia hispana y lucha contra el auto odio. Es un programa de actuación metapolítico, es decir, en torno a las ideas y conceptos que son previos a la acción política y fundamento de la misma.

Háblenos de la importancia de la batalla de las ideas.

Efectivamente, nuestro campo de acción es la batalla de las ideas. Hoy vivimos bajo la hegemonía del pensamiento progre-neoliberal (que algunos equivocadamente llaman marxismo cultural). Su característica principal es tener al individuo (o mejor, al postindividuo) como sujeto de la vida política y social. El postindividuo se caracteriza por ser un sujeto desarraigado, sin ningún tipo de referencia histórico-cultural, que vive cualquier seña de identidad (incluso la identidad sexual) como una opresión. Manifestaciones de este pensamiento son el mundialismo, la defensa de la globalización, la concepción lineal y progresista del tiempo y la ideología de género. Esta ideología es el resultado de la simbiosis entre el neoliberalismo social más agresivo y la degeneración de la izquierda producida por la ideología del mayo del 68, que ha renegado de la clase obrera como sujeto revolucionario y está obsesionada por las minorías “oprimidas”: inmigrantes, mujeres, homosexuales, transexuales etc.

Frente a esta ideología nosotros reivindicamos a la persona humana como Dasein(el Ser-ahí de Heidegger), es decir el ser humano integrado en una cultura, una tradición, una historia y una comunidad, como sujeto de la vida social y política; una concepción esférica del tiempo, opuesta a la lineal y progresista, y una geopolítica de los grandes espacios como alternativa a la globalización.

¿Con que tipo de colaboradores cuenta?

Tenemos una amplia red de colaboradores por toda España (profesores de universidad y de instituto, abogados, profesionales), muchos de ellos vinculados a Nihil Obstat, revista de historia, metapolítica y filosofíaque también dirijo. También tenemos una buena red de contactos fuera de España, especialmente en Francia, Italia y Rusia.

¿Qué es lo que aporta al panorama cultural?

Desgraciadamente el panorama cultural y político español es bastante deficiente. No hay más que escuchar a cualquier miembro de nuestra clase política (de cualquier tendencia) para constatarlo, esta clase política de masters “arreglados” o regalados y de tesis plagiadas. Estamos recogiendo los frutos de las desastrosas reformas educativas del primer gobierno del PSOE, a través de la nefasta LOGSE.

Creo que aportamos clarificación de las ideas, y, sobretodo, la introducción de debates como la inmigración, la globalización, la identidad cultural, las relaciones España- Europa- UE y otros por el estilo, absolutamente ausentes en el panorama español. Por eso es conveniente leerla.

¿Qué periodicidad tiene y como se puede adquirir?

La revista es trimestral. Se puede adquirir por internet, en la web de La Emboscadura, o por venta directa en los actos culturales que se organizan (aun no estamos en quioscos). En la web también se puede hacer la suscripción. https://laemboscadura.com/