Ante el éxito de ventas, la editorial ha lanzado una nueva edición del libro “El Golpe de Estado Catalán” de nuestro colaborador el jurista y escritor don Ramiro Grau Morancho.

Para el autor: “resulta obvio que la gente no es tonta, y no se cree que la sentencia del Tribunal Supremo sea la verdad de lo realmente sucedido en 2017, y que fue un auténtico golpe de estado, una rebelión contra los poderes constitucionales del Estado.

Hoy mismo se ha celebrado en Madrid un seminario sobre la sentencia, según informa el diario El Mundo, y tanto el prestigioso catedrático de derecho penal don Enrique Gimbernat, como don Edmundo Bal, el abogado del Estado que fue apartado de la acusación por no plegarse a las “instrucciones” de la sectaria ministra de justicia en funciones –esperemos que por poco tiempo-, el magistrado emérito del Tribunal Constitucional don Manuel Aragón, o el catedrático de derecho administrativo don Tomás Ramón Fernández, ¡qué casualidad que todos y cada uno de ellos consideran que estamos ante un delito de rebelión de libro, es decir, paradigmático!”.

Ramiro Grau considera que después de este simulacro de justicia, su “ejecución” va a ser todavía más un cachondeo, pues al estar transferidas las competencias en materia penitencia a la Generalidad, “los condenados estarán en hoteles de cinco estrellas”, y mandando más que el director del centro penitenciario correspondiente, pues ya se sabe que el que paga manda, y ellos son los que mandan en el desgobierno catalán”.

Considera que solo hay dos salidas a esta penosa situación:

“1.   Que el Gobierno aboque para sí las competencias penitencias, es decir, las recupere, con lo cual los internos reciban un trato similar en toda España, y las cárceles sitas en Cataluña vuelvan a depender del poder central, o

  1. Que los presos sean enviados a prisiones fuera de Cataluña para cumplir sus penas, lo que realmente no dejaría de ser discriminatorio, pero no sería el primer caso, ni el último, por razones de seguridad, exceso de población penitenciaria, etc.

De cualquier forma, es evidente que con un gobierno de Pedro Sánchez, siempre rehén de los separatistas catalanes y vascos, nada de ello se hará, pues necesita llevarse bien con ellos para poder permanecer unos meses más, o como mucho un año o año y medio, en La Moncloa.

Y ya se sabe que cuando la gente le coge el gusto al avión oficial, luego no hay forma de hacerles bajar de él”.

En definitiva, el autor considera que “son malos tiempos para la Justicia en España… Antes los Tribunales se molestaban en hacer ver que eran objetivos e imparciales; ahora, ni eso”.

El libro “El Golpe de Estado Catalán” tiene 111 páginas, y se vende única y exclusivamente a través de Amazon, al precio de once euros con cuarenta y cuatro céntimos, IVA incluido.