El periodismo en España se ha convertido en un oficio en extinción, fagocitado por los “opinadores” y manipuladores profesionales, sicarios fieles de la socialdemocracia y el comunismo. Pero, aunque la información real se ha convertido en un bien escaso, existe. Todavía contamos con profesionales valientes que están dispuestos a sufrir el escrache, la persecución y la devaluación para preservar y en algunos casos, restituir, nuestras libertades. Sin estos héroes, caminaríamos en la oscuridad porque, si algo tienen claro los sistemas totalitarios, es que el poder se obtiene y mantiene, controlando la información.

 

Dentro de los supervivientes al exterminio de la verdad, tenemos la fortuna de contar con Cristina Seguí, una mujer con mayúsculas, entre otras cosas, referente de aquellas que trabajamos para alejar a la mujer del victimismo y situarla donde ha estado siempre y donde queremos continuar, espalda con espalda, con sus compañeros de vida y de muerte: nuestros hombres.

 

A lo largo de los años, la hemos visto a recorrer platós de televisión dejando en evidencia la poca “luz angelical” de feministas supremacistas comoElisa Beni o Cristina Fallarás, a las que, con pruebas consistentes y no tautologías, consigue dejar fuera de combate. Incombustible, este mes debuta con su primer libro “Manual para defenderte de una Feminazi y otros asuntos de alta necesidad.”

 

En él, nos habla de como “el feminismo actual no es solo un arma totalitaria de chantaje y coacción a la población masculina, sino también una de las mayores amenazas para la mujer del siglo XXI cuyo primer compromiso vital es proteger a sus hijos varones de la asimetría penal propugnada por las mercantilistas de la ideología de género”. A través de sus páginas, Cristina nos deleita con un verdadero manual de supervivencia con utensilios, tan necesarios e imperdibles, como un “Glosario procree” y una descripción, exhaustiva y divertida, de los diferentes tipos de “feminazis”.

 

Vuestra amiga que suscribe, tuvo el privilegio de compartir una intensa y amena conversación con Cristina, sobre los conflictos psicológicos y sexuales de las neofeministas, de la que podéis disfrutar en un capítulo del libro.

 

Cristina se atreve con el tema tabú de las “manadas extranjeras” y medios de comunicación; con la Ley Integral Contra la Violencia de Género, LIVG, la que mas recursos de anticonstitucionalidad ha recibido por más que el “prostitucional”, como se ha sabido recientemente por nuestro amigo Alfonso Guerra, cediendo a las presiones políticas, la declarara perfectamente “válida” y con la verdadera lacra en España, el suicido que arrasa con la vida de hombres, aumentando exponencialmente desde la imposición de la LIVG, así como con la vida muchas más mujeres que la mal llamada “violencia de género”.

 

En definitiva, un libro que regalar y regalarse en un momento crucial para la historia de España.

 

Entre todas, las mujeres que nos sabemos libres, desde todos los altavoces que podamos, seguiremos tratando de llevar luz al lado oscuro en la era de la desinformación y la devaluación de hombres y mujeres que no comulguen con el totalitarismo imperante de la Ideología de género y sus cofrades.