Acaba de publicarse el libro Franco en el banquillo. La defensa toma la palabra (SND Editores) a cargo del historiador Fernando Paz y los periodistas Javier García Isac y Álvaro Romero. El libro provee de una gran base de datos a cuantos quieran defender la memoria del mayor estadista  que ha tenido España desde Felipe II. Y  creo que calificarlo así no es exageración, pues pocos políticos y militares, si alguno, han tenido que resolver tantos problemas, afrontar tantos desafíos y vencer casi siempre en todos los terrenos partiendo de situaciones sumamente difíciles, que habrían desanimado a casi cualquier otro. Los propios partidarios de Franco rara vez se han percatado del alcance de sus logros,  culminados después de muerto en el referéndum de diciembre de 1976, que aseguraba una transición sin demasiados traumas. Referéndum que se empezó a traicionar desde muy pronto, empezando por la derecha.

Quizá el mejor modo de que el  lector aprecie el valor de Franco en el banquillo sea resumir el índice de los temas tratados. Fernando Paz rebate con gran eficacia las habituales y rebuscadas críticas sobre los aspectos económicos (autarquía, racionamiento, desarrollismo, emigración…, aunque alguno de sus asertos, como que Franco pusiera  en algunos momentos la economía española en manos de Inglaterra parece más que discutible). Y aclara temas básicos como el de la supuesta represión de las lenguas regionales, las complicadas relaciones entre la Iglesia y el estado, sobre todo a raíz del Vaticano II, o las libertades políticas. Y la ideología, más bien ideas generales, del propio Franco.

  García Isac se ocupa de cuestiones menos básicas y más concretas, en cuyos efectismos se ha apoyado una masa de acusaciones en general fraudulentas. Así los mitos de Guernica, Badajoz o la Desbandá de Málaga, el caso de García Lorca, la ayuda recibida del exterior por uno y otro bando, las “fosas y cunetas”, la fortuna de Franco,  o “la España económica que Franco nos dejó”. Una vez más, los hechos reales, sin las manipulaciones tergiversadoras hoy tan corrientes,  hablan abrumadora y decisivamente en favor de la defensa.  De ello no puede caber la menor duda a quien se moleste en cotejar los datos que proporcionan los autores con las acusaciones sostenidas con tanto aparato publicitario como nula base real.

    La tercera parte, debida a Álvaro Romero, dedica su atención  al “golpe militar injustificado” (según la izquierda y el PP); a la mediocridad militar de Franco (medida por sus sistemáticas victorias);  a la represión durante la guerra, tema casi pero no completamente solventado y en todo caso secundario una vez se comprenden los intereses en pugna; a  la represión de posguerra (sufrida por chekistas y asesinos, transfigurados por la ley de memoria histórica en  ”defensores de la libertad fusilados “por sus ideas”; “la tumba faraónica de un dictador” o “los niños robados”.

    Como puede verse, el libro es casi exhaustivo y muy oportuno en momentos en que falsarios antifranquistas de 45 años después de la muerte de Franco, intentan perseguir la defensa de la verdad sobre el pasado, pervirtiendo ya por completo la democracia. Una amenaza que debe afrontarse con máxima energía y una inteligencia basada en el conocimiento real. Quizá no estaría de más un capítulo con el título de “¿Quiénes son los enemigos de Franco?” o algo parecido. Pues creo que bastaría citarlos para entender que se trata de la hez de la política y la intelectualidad, de los que se identifican con un régimen tan criminal como el Frente Popular felizmente derrotado por Franco. La nómina de los antifranquistas incluye a sujetos como el “héroe” de Paracuellos, los asesinos etarras, los racistas y golpistas del separatismo, el Doctor, Rajoy, Zapatero,  Cebrián, Ansón, personajillos del mundo universitario que medraron en el franquismo y quieren seguir medrando como antifranquistas… Todos ellos, etarras, separatistas, golpistas, corruptos socialistas y peperos, falsificadores profesionales de la historia… unidos y hermanados en el antifranquismo. Unidos y hermanados en la calumnia, el afán totalitario y la tarea de demolición de España y la libertad.

PINCHA LA IMAGEN PARA COMPRAR EL LIBRO

41ckfS-1obL._SR600315_PIWhiteStripBottomLeft035_PIAmznPrimeBottomLeft0-5_SCLZZZZZZZ_