"Los Corcheros", ese era el nombre por el que eran conocidos en Ciudad Real la familia "Mayor", ya que su padre regentaba un pequeño negocio de corcho.

Eran siete hermanos, Amadeo, Mateo, Isidoro y José María y tres hermanas Cristeta, Esther y María José.

Todos los hermanos varones estaban afiliados a "Falange Española", salvo Jose Maria , que por ser sacerdote solo era simpatizante, y Pepe Sainz ( Jefe Territorial de Castilla la Nueva ) había nombrado a Amadeo "Jefe Provincial" de la Falange de Ciudad Real , en el mes de abril de 1936, por órdenes directas de José Antonio.

Como consecuencia de la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero del 36, en toda España la persecución a la Falange era terrible, sus militantes encarcelados y sus dirigentes perseguidos, por lo que en Ciudad Real tuvo que reorganizarse el partido.

En el mes de marzo ya había sido detenido Amadeo junto con sus camaradas Prado González, Hornero y Lorente Sánchez, aunque posteriormente fue puesto en libertad.

Como ya hemos narrado en anteriores publicaciones,"José Antonio" envía enlaces de la Falange madrileña a distintas provincias para preparar el levantamiento y a Ciudad Real llega en junio el " Aspa Blanca" de Falange "Fernando Aguinaco".

Como quiera que el Jefe Provincial Amadeo había vuelto a ser detenido y estaba ingresado en prisión, Aguinaco asume el mando y organización de la exigua Falange Manchega y entra en contacto con el teniente coronel de la Guardia Civil De los Arcos.

El 19 de julio, la Guardia Civil, principal fuerza armada, ya que prácticamente salvo la Caja de Reclutas no había fuerza militar en la provincia, duda y no sé suma al alzamiento, en cambio la Guardia de Asalto apoya a los partidos del Frente Popular.

El Jefe de la Primera línea de Falange, Félix García- Santiago ayuda a Aguinaco a organizar la sublevación y consiguen reunir en la casa de "los corcheros" a los pocos militantes falangistas que se encontraban en libertad.

Inmediatamente son atacados por una gran turba de milicianos y Guardias de Asalto y rodeada la casa, se inicia un fuerte tiroteo y cae muerto Fernando Aguinaco.

Los camaradas escapan por tejados colindantes hasta que llega el Juez de Instrucción que procede a levantar el cadáver de Aguinaco y a detener a los huidos, entre los que se encuentran Jesús López Prado y Manuel García Valencia, así como los otros dos hermanos de Amadeo, todos los falangistas cayeron presos.

El Juez intenta salvar sus vidas, pero los milicianos se llevan presos a todos los camaradas, y a los pocos días aparecen muertos Amadeo, Mateo e Isidoro.

Se había aplicado la " Justicia roja" y los falangistas habían sido asesinados.

El otro hermano de la familia de los " corcheros" llamado José María , que era sacerdote en Tomelloso, también fue detenido, metido en una cheka y el 8 de septiembre del 36 le asesinan en la aldea de" Las Casas" y le entierran junto con otros sacerdotes en cal viva.

Así cayeron "Cara al Sol" los cuatro hermanos "Mayor Macías", afortunadamente sus tres hermanas lograron sobrevivir.

La Falange de Ciudad Real, aunque pequeña en su militancia, fue grande hasta el final, y rindió su tributo de sangre por España y la Revolución Nacional.

 

( fotos inéditas de Amadeo ,Mateo y José María ,del archivo particular de Juan Manuel Cepeda)