Veo que se sigue diciendo que José Calvo Sotelo (1893-1936) fue asesinado por su choque con la llamada izquierda (o la anti-España). Si, puede que lo mataran por eso (o fue una simple cortina de humo) pero, sobre todo, por una cosa aún más importante que intentaré explicar en este texto.

Vamos a ver, como creo que ya dije, cuando fue ministro de hacienda durante la dictadura del gran Miguel Primo de Rivera le visita en su despacho el señor Deterding presidente de una compañía petrolífera.

Aquí les vuelvo a poner el extracto de la excelente biografía del General Primo de Rivera escrita por Eduardo Aunós :

''Al cabo de un mes de haber resuelto Calvo Sotelo la adjudicación del monopolio de petróleos a treinta y un bancos españoles, enemigas de esta otra independización enviaron expresamente a España a una de sus más curiosas figuras, Sir Deterding, émulo de Rockefeller, conocido por el Napoleón del petróleo.''

''Era Sir Deterding un perfecto sajón, seco, escueto, impecable, pero cortante. Al serle anunciada a Calvo Sotelo la visita de este gran financiero, en viaje exprofeso desde Londres, creyó que se trataba de resignarse ante el hecho consumado y sacar de él el mejor partido posible, pidiendo, por ejemplo, una participación o colaboración en el nuevo monopolio. Pero no era eso. Lo que quería el nuevo Napoleón era, ni más ni menos, lo mismo que el antiguo: que España renunciase a su libertad petrolífera y que el ministro dejase sencillamente sin efecto la reciente adjudicación. En vano Calvo Sotelo le indicó, como debía, que semejante petición era desmedida, pues lo hecho estaba ya refrendado por dos Reales decretos-leyes, de inexcusable vigencia. Sir Deterding, no obstante, insistía impertérrito, como si para el las leyes de España fuesen cosa de poco peso, cual las hojas marchitas. Y al topar con la negativa cortés, pero granítica, de Calvo Sotelo, la fisionomía del magnate se llegó a crispar y sus labios pronunciaron veladas amenazas. Dejo la palabra al propio Calvo Sotelo, que nos ha contado esta escena: Mister Deterding - dice - salió de mi despacho enojado. No podía imaginarse que un ministro de una nación modesta fuera capaz de oponer tan resuelta pugna a sus pretensiones. 
 
Aun intentó renovarlas ante el Jefe del Gobierno. Este repuso lo que yo, en parecidos términos y con mucho más autoridad, y además me llamó a la conferencia''.

Y digo más, he llegado a leer que el banquero que le prestó el dinero para comprar petróleo fue asesinado, y el magnate, creo que era ruso, al cual compró ese petróleo Calvo Sotelo, también. Uno muerto, nada menos, que a tiros en las calles de París y al otro su avión literalmente se le cayó mientras volaba en el. ¿Casualidad?. La casualidad no existe en este mundo.

Además había creo dos masones en el camión de la guardia de asalto. Casi siempre hay asesinos que son masones en los magnicidios, ¿otra casualidad?.

Creo que también dije en su momento que el escritor Jose María Pemán puso en su libro ''Poema de la bestia y el ángel'' el porqué fue asesinado vilmente Calvo Sotelo. Según Pemán fue asesinado por dirigentes que controlan el petróleo a nivel mundial por haber creado CAMPSA para nacionalizar el petróleo en España. Es decir, para el fue todo una venganza. Más claro yo creo que imposible señores.