La muerte del Teniente de la Guardia de Asalto "José Castillo Sáenz de Tejada", a día de hoy, sigue siendo uno de los mayores enigmas, dada su importancia como detonante junto con la de Calvo Sotelo del inicio de la Guerra Civil, hoy intentaremos aclarar en lo posible dicho suceso.

Se ha especulado durante muchísimos años sobre quién fue el autor de la eliminación física del Teniente Castillo, nadie se puso esa "medalla" en la historiografía oficial del régimen Franquista, a principios de la transición, un viejo falangista y Palma de Plata originario y superviviente "Ángel Alcázar de Velasco" sugirió de forma indirecta que podía haber sido él, también se dijo que podían haber sido miembros tradicionalistas de Madrid y por otro lado un grupo de militares, pero las últimas investigaciones nos llevan al personaje de hoy ,el militar y falangista Alfonso Gómez -Cobian.

 

Centrémonos en los personajes y así vemos, que el Teniente Castillo, que posiblemente estuviera emparentado por vía materna con el propio "José Antonio", inició su carrera militar combatiendo en África, allí conoció a Fernando Condes, que como todo el mundo sabe después fue el que apreso para eliminar a Calvo Sotelo.

Condes radicaliza a Castillo y durante los sucesos de la Revolución de Octubre, cuando esté mandaba una sección de morteros, se negó a cumplir órdenes de sus superiores y disparar contra los revolucionarios, por ello fue condenado a un año de prisión por un Consejo de Guerra, saliendo en libertad en noviembre de 1935, tras la victoria del Frente Popular en febrero del 36, ingreso en la Guardia de Asalto en la segunda compañía de especialidades,en el cuartel de Pontejos de Madrid.

 

El Teniente Castillo se había afiliado a la UMRA ( Union Militar Republicana Antifascista) y junto con Carlos Faraudo y Fernando Condes, también militares marxistas, eran los instructores de las Juventudes Socialistas, a los cuales entregaban armas, el 16 de abril de 1936, Castillo al mando de una sección en el entierro del Alférez Reyes, acabo con la vida del primo de José Antonio, Andrés Sáenz de Heredia y con el estudiante tradicionalista José Llaguno. Desde ese momento fue objetivo prioritario de las milicias falangistas.

 

Nuestro personaje de hoy" Alfonso Gómez Cobian", era un joven oficial del ejército de la UME que se había afiliado clandestinamente a la Falange antes de la guerra en Sevilla, y el 18 de julio, ya de Comandante asumió el mando militar de la Falange Sevillana, combatió al mando de una columna en todos los frentes del Sur, libero Utrera y fue propuesto para la Medalla Militar Individual,en fechas anteriores,intervino en la "Sanjurjada" y fue condenado por un Consejo de Guerra , cumplió prisión en la cárcel Modelo de Madrid.

Las vidas de ambos se cruzaron el 12 de julio de 1936.

Ese día, el teniente Castillo había acudido a una corrida de toros en la plaza de Las Ventas, después de un paseo con su mujer Consuelo por Madrid, y tras dejarla posteriormente en su domicilio de la calle Augusto Figueroa y cuando se trasladaba al Cuartel de Pontejos y llegaba casi a la esquina con la calle Fuencarral, sobre las 21:45, Castillo fue tiroteado por un grupo de 4 personas, entre las cuales, posiblemente estaba Alfonso Gómez Cobian.

A la altura del "Oratorio de Santa María de Arco"el cuerpo de Castillo quedó tendido en el suelo con dos heridas de bala, una en la cara posterior del brazo izquierdo y otra en la región precordial, que entro por el quinto espacio intercostal, está ultima fue mortal de necesidad.

A pesar de que un testigo le trasladó en un taxi al centro asistencial de la calle Ternera allí ya llegó cadáver.

Posiblemente asi ocurrió todo.