Por ordenanza fechada en el Boletín Oficial del Estado a 16 de julio de 1937 -viernes, día hábil- se declaró día de Fiesta Nacional el dieciocho de julio. Desde ese día y durante muchos años los españoles hemos conmemorado el aniversario del 18 de julio de 1936, por ser la fecha en que oficialmente se inició en toda España un alzamiento unánime cívico-militar en defensa de su fe, contra la tiranía comunista, y contra la encubierta desmembración de su solar patrio.
Resulta curioso comprobar que muchos años después, tras el desguace nacional de 1978, perpetrado por los demócratas de toda la vida (perjuros y traidores que, caso único en la historia del mundo, entregaron la victoria a los vencidos) y sobre todo la mendaz ley de Memoria Histórica, el pueblo español y especialmente su juventud tenga cada vez menos claro de qué iba eso de lo que hoy se conmemora el aniversario del 18 de julio. El Discurso Oficial es que había una República democrática y preocupada por el pueblo en la que gobernaban las izquierdas tras unas "elecciones limpias" y de repente sin venir a cuento unos cuantos militares trasnochados, malos malísimos, apoyados por el Mal Absoluto en persona dieron un golpe de Estado que fracasó, degenerando en una guerra civil en la que, a pesar de ser más, más listos, mejores y estar en el Lado Correcto de la Historia, pierden los buenos.

Pero, la auténtica realidad histórica es muy otra y pueden verla en el enlace:

LA CRUZADA 1936 - 1939 (2 - 14) EL 18 DE JULIO from José Lus DÍEZ JIMÉNEZ on Vimeo.

 y así comprobar que el 18 de julio es un día de suma importancia en la historia de nuestra patria, que merece ser recordado para que las generaciones futuras eviten que se produzcan las circunstancias que propiciaron el enfrentamiento bélico. Los pueblos que olvidan su historia están irremisiblemente condenados a repetirla.
Un saludo.

José Luis Díez