Hoy celebramos la "Hispanidad", es decir la comunión de destinos del pueblo español y los pueblos americanos, que forjaron ni más ni menos que "Las Españas".

Hoy recordamos a Hernán Cortés a Pizarro a Cabeza de Vaca a Fray Junípero
a tantos otros, que a lo largo de la historia fundieron la España Peninsular con la España Americana.

Pero hoy no podemos olvidar al "Otro José Antonio",
el José Antonio mejicano.

"José Antonio Urquiza" nació en Querétaro( Méjico).
Hijo de una familia rural venida a menos, que a base de grandes sacrificios curso la carrera de sociología
y conoció la miseria de su pueblo.

José Antonio Urquiza, en compañía de otros camaradas, fundó en mayo de 1937 el "Movimiento Sinarquista".

De clara inspiración cristiana y con el apoyo de antiguos cooperativistas , sindicalistas y anarcosindicalistas mejicanos, Urquiza fue el principal ideólogo de la Unión Nacional Sinarquista
máximo exponente del nacionalismo de tercera posición.

El sinarquismo nació rabiosamente anticapitalista y en clara confrontación con el comunismo soviético.

Creían en la participación popular en el gobierno desde un punto de vista comunitarista y recibió la influencia del fascismo europeo en sus uniformes, saludo y fuerzas de choque.

Propuso la "reforma agraria integral", pidiendo que se concedieran títulos de propiedad a los que trabajaban directamente la tierra.

Levantaron la bandera de la defensa de las comunidades indígenas, frente al despotismo de los caciques.

Se opusieron frontalmente a la democracia liberal que propiciaba el racismo.

En 1939 llegaron a tener más de 100.000 militantes.

Fue un movimiento de construcción de la Nación Mejicana.

Nuestro "José Antonio mejicano" se empleó en cuerpo y alma en defensa del
" Sinarquismo" llegando a entregar toda su herencia a la causa.

Pero la irrupción de este "movimiento patriotico" en la política mejicana causo un gran temor en los partidos tradicionales y el mes de abril de 1938 "José Antonio Urquiza" fue asesinado por la espalda en una estación de ferrocarril de Guanajuato.

Estas si fueran dos "vidas paralelas", dos jóvenes patriotas que pasaron a la Historia solo por su nombre "José Antonio", que forjaron movimientos hermanos frente al capital oligarquico y frente al comunismo, que lucharon por la construcción de sus respectivas naciones a las que amaban porque no les gustaban.

Nuestros dos "José Antonios" cayeron cara al sol, a la misma edad de 33 años.

Por eso hoy, cuando celebramos la Hispanidad, no podemos dejar en el olvido de la Historia al otro "José Antonio", a un gran patriota y luchador por la libertad y dignidad de su pueblo.

"José Antonio Urquiza"

" José Antonio Primo de Rivera"

( fotos de los dos "José Antonios", del archivo particular de Juan Manuel Cepeda)