“- Si el descubrimiento de América, en un principio fue la gesta naval más importante de cuantas habían tenido lugar en el mundo conocido, ya que Colón y los hermanos Pinzón se aventuraron a surcar este mar atlántico “-ignoto-“ hasta el momento, consiguiendo llegar a lo que se llamo posteriormente el continente americano, en honor al navegante italiano, Américo Vespucci, no menos fue la “-gran gesta-“, llevada a cabo, por Fernando de Magallanes y finalizada por Juan Sebastián Elcano-“.

 

El día 10 de agosto próximo, se cumplen 500 años del inició de tan gloriosa “-singladura-“, (10.08.1519). Una flotilla compuesta por cinco naves, la “Trinidad” que era la “-nave-“ insignia del Jefe de la misma el portugués, Magallanes, que no vio cumplida su misión al morir en la batalla de Mactán, en Filipinas, tomando el mando de la flotilla, Juan Sebastián Elcano que iba como contramaestre en la “Concepción” cuyo comandante era, Gaspar de Quesada, “San Antonio” con Juan de Cartagena como capitán, “Santiago” que mandaba Juan Serrano y la nave “Victoria” con Luis de Mendoza al mando.

 

En la fecha citada, - 10.08.1519 - zarparon de Sanlúcar de Barrameda, donde había arribado esta flotilla procedente de Sevilla. Su primera escala la hicieron en las Islas Canarias, arribando al puerto de Las Palmas el 26.08.1519. Ya en mar abierto pusieron rumbo hacia el sur, llegando a la bahía de Santa Lucia en Río Janeiro, el 13.12.1519, y al Rió de Solís en la desembocadura del “río” de la Plata el 12.01.1520, y al Puerto de San Julián, el 31.03.1520, una vez pertrechados de agua y víveres, se dispusieron a atravesar el Cabo de Hornos, en el estrecho de Todos los Santos, llamado desde aquella fecha Estrecho de Magallanes, en honor a este insigne navegante portugués.

Ya una vez en el Océano Pacifico, iniciaron una serie de escalas en las abundantes islas, islotes y atolones existentes en este océano “-el más grande del Mundo-“. “Visitando las islas de los Tiburones o Puka Puka, Isla de San Pablo o isla Vostok o Flind, Timor, Ambon, Tidore, las islas de los Ladrones o de las Marianas, con su famosa – fosa - con más de 11 mil metros de profundidad, Limasanwa, Cebu, Mactán, - ya citada donde perdió la vida Magallanes-, Homorthón, Samar”.

 

Navegaron por el océano Indico con buen viento, dirigiéndose al Cabo de Buena Esperanza al sur del continente africano, -donde por regla general el mar se muestra muy agitado, dadas las fuertes mareas que siempre reinan en este paso, que alcanzan en algunas ocasiones fuerza 10 más de 39 hasta 58 millas náuticas unos 104,4 kilómetros, produciendo -olas muy grandes de más de 9 metros de altura, crestas en penacho, y poca visibilidad según la Escala Beaufort, de aplicación en tierra, conservando los mismos grados en el mar de 0 a 12).

 

Ya navegando en aguas del Océano Atlántico, realizaron las siguientes escalas, en las islas de Cabo Verde y en las Canarias, arribando al puerto de partida, Sanlúcar de Barrameda, 997 días después del inició de la primera circunvalación mundial, con una sola nave la “Victoria” con Elcano como máximo Jefe, y una veintena de hombres, después de haber recorrido más 67.100 kilómetros, unas 37.505 millas náuticas aproximadamente.

 

Estas gestas navales junto a la que llevaron a cabo, Juan de la Cosa, eximio cartógrafo y navegante español, junto con Américo Vespucci en el mar de Venezuela, y otras de contenidos exuberantes, llevaron a la Armada Española, a un puesto prominente en aquellos años, quizás fuera nuestra querida Marina la mas importante del mundo, seguida muy de cerca por la Inglesa, que al derrotarnos en la batalla de Trafalgar se erigió como la más puntera a nivel mundial.

    

Los marinos españoles enrolados en la Marina Mercante, siempre han tenido un gran predicamento, dentro de las instituciones que se dedican al transporte de pasajeros y de mercancías, desde tiempos inmemoriales, también han destacado como, patrones, motoristas, caldereteros, etcétera, encargados de las tripulaciones de los buques pesqueros, que hacen campañas lejos de sus puertos de residencia, que en algunos casos duran más de seis meses.

 

Sus caladeros más alejados eran los de: Terranova, Groenlandia, Sudáfrica, que solían visitar ha capturar –bacalaos, así como también al caladero canario-sahariano, donde las flotas canarias, alicantinas, onubenses, bermeanas, buscaban en los cardúmenes existentes, las más ricas especies que hacían las delicias de los “gourmets” más exigentes.

 

El Cuerpo de Infantería Marina es una unidad operativa anfibia de élite encuadrada en nuestra Real Armada. Es la Infantería Marina más antigua del mundo, creada el 27 de febrero de 1537, siendo rey de España, Carlos I. Este Cuerpo de élite esta especializado en operaciones anfibias, su operatividad tiene una gran relevancia en las acciones bélicas que se desarrollan tanto en el mar como en tierra. Los “marines” norteamericanos tienen cierta semejanza con nuestra Infantería de Marina, en lo relacionado a su formación……

 

Los acuartelamientos de este Cuerpo están ubicados en el Ferrol, San Fernando, Las Palmas, Cartagena y Madrid. El mando supremo de esta unidad recae en un General de División. Nuestra Infantería de Marina participó en batallas como la de Lepanto, Terceira, Cartagena de Indias, y otras donde destacó por su enorme comportamiento en cuantas misiones intervino. Citar que, durante la hegemonía de nuestra Marina, el mayor navío de línea que existía era el Santísima Trinidad, que sobrepasaba al Victory de Horacio Nelson, en tonelaje, eslora, manga y puntal.

 

 Cuando llegue en el próximo mes de agosto, el 500 aniversario de esta gesta, que significó la primera circunvalación del mundo por marinos españoles, sea celebrada en toda España, con el rigor que merece, ya que se trata de una epopeya que no ha tenido parangón en la historia naval mundial.

 

Juan Dávila García