Que el Ejército no es lo que era, no hace falta que repita, porque es mas que evidente su condición de “mamporrero” de este sistema corrompido nacido al amparo de la basura de Constitución del año 78. Y en un nuevo ejemplo de cobardía y de traición, a los “suyos”, siguen permitiendo que a través de esa asquerosa Ley llamada de Memoria Histórica, continúen borrando la verdadera y heroica historia de quienes les precedieron en los Ejércitos españoles, antes orgullosos y ejemplares.

 
Le ha tocado el turno al Museo del Aire, en Cuatro Vientos (Madrid), donde el avión que pilotaba el Capitán JOAQUÍN GARCÍA-MORATO, ha sido “retocado” para esconder el YUGO Y LAS CINCO FLECHAS que adornaban ambos costados. Le han colocado un circulo negro a cada lado del aparato, en un intento de ocultar la ideología que guiaba al considerado mejor piloto español de combate de todos los tiempos, y el verdadero “as” de la aviación española.

 
Pero claro, como combatió en el “lado equivocado”, pretenden ocultar sus mas de cuarenta derribos confirmados y al menos una decena mas probables. Sus 511 misiones de guerra. Sus 140 combate aéreos, sus …

Y en el mismo lugar, o sea, en el Museo del Aire, han hecho desaparecer de forma total y absoluta, cualquier mención o recuerdo a la ESCUADRILLA AZUL que combatió, y de forma heroica, en los campos de batalla de la Unión Soviética, durante la IIª Guerra Mundial.

No seremos los falangistas los que neguemos el reconocimiento a los que lucharon y combatieron de forma brava, aunque en el sitio equivocado, al lado de los enemigos de España que se alineaban en el llamado bando republicano. Y sus aviones, uniformes y banderas, deben estar expuestas con el máximo de los respetos, porque forman parte de la historia. De una historia que nosotros no queremos borrar ni manipular.