El miércoles pasado, con una enorme asistencia y repercusión en medios como puedes ver en la foto y más abajo en una serie de enlaces que te he puesto, Enrique de Santiago, como miembro de la Junta Directiva de nuestra asociación, y yo mismo, dimos una rueda de prensa para contar que el plazo para que el Gobierno, en cumplimiento de la ley y distintas sentencias judiciales, exigiese a la Generalidad de Cataluña la devolución de los documentos al Archivo de Salamanca, ha finalizado.

Decíamos en esa rueda de prensa que, entre otras acciones judiciales, vamos a interponer querellas (penales) contra el actual ministro de Cultura en funciones, José Guirao, el exconsejero de Cultura de la Generalidad de Cataluña, Ferrán Mascarell, y el subdirector general de Archivos Estatales, Severiano Hernández, para los que solicitaremos «ingreso en prisión», «por haber traficado con el patrimonio histórico documental de todos los españoles».

Esto se sumaría a otras acciones, en el frente judicial, que vamos a poner en marcha con carácter inmediato (en la próxima semana empezaremos a concretar alguna de estas actuaciones) en las que vamos a:

  • Presentar una demanda ante la Audiencia Nacional para «exigir al Gobierno de Pedro Sánchez que cumpla con su obligación de exigir a la Generalidad de Cataluña la devolución de los documentos expoliados del Archivo de Salamanca» que es el actual y único Centro Documental de la Memoria Histórica.
  • Pedir «medidas cautelares» ante el Tribunal Supremo, para que «se intervengan judicialmente los documentos originales enviados a Cataluña (400.000) que deben ser devueltos al Archivo y hasta tanto eso no ocurra».
  • Pedir «responsabilidades administrativas y personales» a los responsables del Ministerio de Cultura «por falta de contestación o inadecuada forma de contestar» ante escritos remitidos por nuestra asociación en distintas fechas (28 de enero, 11 de marzo, 20 de mayo, 12 de agosto y 8 de octubre de este año) en los que se reclamaba «la devolución de los documentos al Archivo de Salamanca, tal y como han ordenado distintas sentencias judiciales, entre otras una del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, de 13 de diciembre de 2017».

Y Guirao, como te digo, se puso muy nervioso y el miércoles mismo por la tarde (ojalá fuera para todo tan rápido el sr. Guirao) ordenó la difusión masiva de una nota de prensa en la que afirmaba, mintiendo, que «no ha hecho en ningún momento dejación de sus competencias» a la par que nos acusaba de «querer intoxicar la campaña electoral» y echaba en cara (eso pretendía hacer) a algún miembro de la junta de Salvar el Archivo de Salamanca el haber pertenecido a Vox.

El ministro en funciones Guirao, miente y lo sabe.

Respondiendo a esa nota, el abogado de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, Ernesto Tomé, hizo un comunicado, que distribuimos en prensa (lo puedes leer completo siguiendo el enlace de debajo de mi firma), probando las mentiras del Ministerio y pormenorizando todos los incumplimientos del ministro, en funciones, Guirao cuando ha sido requerido por escrito, formalmente, por nuestra asociación, para que actúe conforme a la ley y las sentencias judiciales en el caso del expolio del Archivo de Salamanca y ni siquiera nos ha contestado.

De la nota del Ministerio y el mentís de nuestro abogado respondiendo a la misma, solo quiero subrayar lo más evidente ¿qué importa que alguien de nuestra asociación haya sido o no de un partido político o de otro? ¡Qué más dará! cuando de todos es sabido (lo sabe también el ministro de Cultura en funciones) que la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, no es de derechas ni de izquierdas, es de la integridad, unidad y protección del Archivo y de España.

Después de este domingo no sé cuánto va a durar en el cargo el ministro, en funciones, Guirao y no sé cuántas veces más tendré que dirigirme a él como titular de la cartera de Cultura, pero quisiera dejarle claro al sr. ministro algo que él parece querer ignorar: a nuestra asociación Salvar el Archivo de Salamanca, a diferencia de lo que ocurre con él mismo que sirve a unas siglas y no al conjunto de los españoles, lo único que la mueve, muy por encima de cualquier partido político, es eso salvar el Archivo, defender su integridad.

Y lo cierto y lamentable es que el todavía ministro en funciones de Cultura del Reino de España no ha defendido nunca el Archivo de Salamanca, patrimonio de todos los españoles; no ha protegido la integridad documental del Archivo de Salamanca menoscabándola en favor del Gobierno de la Generalidad de Cataluña; no ha requerido a este la devolución de los documentos que retiene ilegalmente en su poder y ni siquiera nos ha respondido cuando, formalmente, le hemos instado para que lo hiciera.

Pues ya no hay más que decir.  

El plazo ha finalizado. Ahora que decidan los tribunales de justicia.

Te tendré al corriente de todo.

Por la unidad del Archivo de Salamanca, por la historia y la unidad de España, ¡seguimos! (ya sabes, dando la batalla en todos los frentes).

Un abrazo y muchas gracias por formar parte de esto.

Policarpo Sánchez,
Presidente de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca