Julio de 1936, a principios de mes, José Antonio desde la cárcel de Alicante, manda a un enlace a la Falange de Barcelona dando instrucciones para que apoyen el alzamiento militar.

En esos momentos la Falange Catalana prácticamente es un caos, tiene poca militancia y además dividida, por lo que el "Jefe "desde Alicante nombra Jefe Territorial de Milicias a "Jose Maria Poblador", antiguo jonsista que había abandonado la disciplina de Falange en el 35, cuando la escisión de Ramiro Ledesma.

La cúpula dirigente de la Falange Catalana, formada por el Jefe Territorial Bassas, el Provincial Rivas y la militancia tienen un hondo conflicto, ya que meses antes han expulsado a uno de los Jefes de milicias Fernando García Teresa.

Afortunadamente, la llegada de las órdenes de José Antonio, pone fin a cualquier problema, y Poblador reestructura las milicias falangistas en Barcelona.

La escasa ,pero muy combativa , Primera línea barcelonesa queda estructurada en la "Centuria Azul " al mando de José Fernández Ramírez, la " Centuria Amarilla " bajo las órdenes de José Noya Aínsa y se reincorpora Fernando Garcia Teresa para dirigir la " Centuria Roja", además existían las llamadas "Escuadras Negras" de localidades cercanas como Badalona y Hospitalet.

El 18 de julio , la orden de José Antonio de apoyar el alzamiento militar es desatendida por la cúpula de la Falange en Barcelona ( Bassas y Rivas ) por lo que de inmediato asume el control total "Luis Santamarina", que hasta entonces sólo era el Jefe del sindicato falangista, la CONS.

Jose Maria Poblador y Santiago Martin- Busutil, como subjefe de milicias, ordenan la concentración de todos los camaradas el 19 de julio a las 4 de la mañana en distintos canodromos ( Kennel y Park)

Empiezan a llegar en grupos reducidos , para no llamar la atención y entre estos aparece Pedro Sáez Capel y su hermano Alejandro.

Pedro había ingresado en Falange a finales de 1934, era un ex boxeador que de inmediato se integra en la milicia falangista, quedando encuadrado en la Centuria Amarilla, cuyo punto cotidiano de reunión era el Bar Colonial .

A partir de las elecciones de febrero del 36 es detenido en varias ocasiones.

En julio del 36 Pedro manda una falange de dicha Centuria.

En la madrugada del 19 ,comienza la concentración de falangistas vestidos todos con su camisa azul en los distintos canódromos, ya que estos cerraban muy tarde , pero la afluencia de los falangistas causa sorpresa y se empiezan a producir detenciones en la madrugada.

De inmediato, Luis Santamarina y Jose Maria Poblador cursan órdenes para que se desplacen a los cuarteles de Pedralbes , donde se incorporaran a las unidades del Ejército que se van a alzar contra el Gobierno del Frente Popular republicano.

Menos de un centenar de falangistas logran eludir controles y detenciones y entran en el cuartel de Pedralbes, alli les dan uniformes, que visten sobre sus camisas azules y les entregan armas largas, asume el mando político Luis Santamarina y el militar Jose Maria Poblador.

Sobre las 6 de la mañana ,salen en formación del cuartel de Pedralbes dirigiéndose a la Plaza de Universidad.

Pedro Sáez, junto con sus camaradas , toman el control del Casino Militar, mientras otro grupo se dirige a la Plaza de Cataluña.

El combate con milicianos de la CNT y fuerzas militares se recrudece y sobre las 2 de la tarde,ante la llegada de fuerzas de la Guardia Civil al mando del Coronel Escobar, los militares alzados se rinden, a pesar de la oposición de los falangistas.

En ese momento la fuerza falangista ya ha tenido muchas bajas, y ante la rendición ,intentan escapar confundiéndose con la multitud.

Pedro Sáez, que da por perdida toda posibilidad de victoria ,se entrega a la Guardia Civil , y solicita que le lleven a presencia del Presidente de la Generalidad Luis Companys, haciéndose pasar por un delator ,para supuestamente hacerle conocedor de unas importantes noticias .

Sus captores de la Guardia Civil en un principio dudan, pero creen de vital importancia que Pedro Sáez hablé con Companys, y finalmente acceden a su petición.

En la confusión del momento, Pedro logra introducir bajo su uniforme una pistola y 3 granadas de mano, y sin que se percaten sus captores, es conducido a las dependencias donde se encuentra Companys.

Su objetivo es claro, pretende hacer detonar las bombas o disparar con la pistola cuando se encuentre cerca de Companys y acabar con su vida.

Parece que va a cumplir su misión suicida ,pero cuando se encuentra a unos pocos metros del Presidente de la Generalidad ,un miliciano le reconoce como un peligroso fascista y de inmediato es detenido, su plan ha fracasado.

Le trasladan preso al Barco Prisión Uruguay ,donde permanecerá hasta el final de la guerra cuándo es liberado.

De los casi 100 falangistas que se alzaron el 19 de julio, solo sobrevivirán 40.

Esta es la curiosa historia de un falangista anónimo , que prefirió autoinmolarse acabando con la vida de Luis Companys, antes que aceptar la derrota.

67980700_1481607725312236_726596127318605824_n

 Foto inédita de Pedro Sáez , jefe de Falange de la Centuria Amarilla de la Primera Linea de la Falange Catalana, del archivo de los Guardianes de la Memoria Azul