Entre los hechos ocurridos tal día como hoy, en 1484, mediante una bula, emitida por el Papa Inocencio VIII, se condenaba la brujería. Posteriormente envió inquisidores a Alemania para juzgar a las brujas e iniciar la persecución de su jefe, defensor del Platonismo Renacentista, Giovanni Pico della Mirandola, que fue juzgado, condenado por herejía y excomulgado, por lo que huyó a Francia, donde fue detenido y conducido a la cárcel de Vincennes. Más tarde en 1493, el nuevo Papa Alejandro VI lo absolvió de cualquier imputación de herejía y lo admitió nuevamente en la Iglesia católica. Pico della Mirandola, sin embargo, no abjuró de ninguno de sus principios.

En 1931, el Templo Catedralicio de Cristo Salvador, sede del Patriarca ortodoxo de Moscú, fue destruido hasta los cimientos con dinamita, por orden del dictador soviético Iósif Stalin, para dejar un solar libre en el que poder construir el Palacio de los Sóviets. Era la catedral ortodoxa más alta del mundo y abierta al culto en 1883, después de tardar 44 años en su construcción. La reconstrucción del templo, que contó con el apoyo del alcalde de Moscú y del primer presidente de Rusia, Boris Yeltsin, comenzó en 1994 y volvió a ser consagrada en el año 2000 con las mismas dimensiones, fachada y decoración interior que tenía antes de su destrucción, sustituyendo la piedra caliza blanca de los montes cercanos a la capital, con que había sido hecha la anterior, por mármol blanco de los Urales, ya que la otra cantera se había extinguido.

En 2006, se produjo una gran manifestación, que acabó en desorden, en la capital paraguaya de Asunción, en protesta porque a los dueños del supermercado Ycuá Bolaños los sentenciaron solo a cinco años de prisión por haber cerrado las puertas de su supermercado para evitar robos de mercancías mientras se había declarado un gran incendio en su interior en el que habían muerto 396 personas, la mitad de ellos niños.


Entre quienes nacieron tal día como hoy, en 1443, Giuliano della Rovere, que llegaría a ser papa de la Iglesia católica, con el nombre de Julio II, durante diez años, de 1503 a 1513. Fue conocido como el "Papa Guerrero" por la intensa actividad política y, sobre todo, militar que mantuvo durante su pontificado. También mandó edificar la actual Basílica de San Pedro en sustitución de la antigua, que existió en el mismo lugar, construida por orden del emperador Constantino en el segundo cuarto del siglo IV y que había sido testigo de la coronación de Carlomagno, pero conservando algunos elementos de su predecesora, que se encontraba en condiciones calamitosas por el abandono de haberse marchado los papas a Aviñon. El templo pudo construirse con el máximo esplendor posible gracias al mecenazgo ejercido por el Papa Julio II, que ayudó a los mejores artistas de todo tipo, entre otros, a Rafael a quien encargó pintar su primer retrato y Miguel Ángel, a quien encargó pintar el techo de la Capilla Sixtina o la construcción de su propio sepulcro, que finalizaron los alumnos del florentino en la iglesia romana de San Pedro ad víncula.

En 1901, Walter Elias Disney (Walt Disney), productor, director, guionista, dibujante y animador estadounidense. Figura máxima de la historia del cine de animación infantil, considerado un icono mundial durante gran parte del siglo XX, famoso por personajes como el Pato Donald o Mickey Mouse. Fundó, junto a su hermano Roy O. Disney, la compañía Walt Disney Productions, que años después sería la productora más famosa del campo de la animación. En la actualidad es la mayor compañía de medios de comunicación y entretenimiento del mundo.

En 1939, Ricardo Bofill, arquitecto postmodernista español, fundador del estudio "Ricardo Bofill Taller de Arquitectura", grupo multidisciplinar de más de 60 personas, de 12 nacionalidades en las que se incluyen urbanistas, arquitectos, ingenieros, investigadores, diseñadores, maquetistas, interioristas, diseñadores de mobiliario y diseñadores gráficos con más de 40 años de experiencia, que trabajan en estrecha colaboración con sociólogos, filósofos, músicos, poetas y fotógrafos, que buscaban cambiar la arquitectura. Entre sus proyectos más representativos: Aeropuerto de Barcelona T1, Sunshine Upper East (Pekín), Paribas Marché Saint Honoré (París), Antigone Quarter (Montpellier), Sede de Swift, La Hulpe (Bélgica), United Airlines Tower (Chicago), Edificio Shiseido (Ginza, Tokio), La Paix Residentiel (Dakar), Puerto de Savona (Italia), o Walden 7 (San Justo Desvern, Barcelona).


Entre los que fallecieron un día como hoy, en 1791, Wolfang Amadeus Mozart, compositor austríaco del período clásico y uno de los más influyentes en la historia de la música occidental falleció en la ciudad de Viena, a los 34 años de edad, debido a una dolencia renal crónica.

En 1870, Alejandro Dumas padre, escritor y autor teatral francés. Hijo del general Thomas-Alexandre Dumas, el Conde Negro, héroe olvidado de la Revolución francesa, que nació en Haití en 1762, hijo de una esclava negra, que fue vendido por su padre como esclavo para poder regresar él a la metrópoli para recomponer su economía y luego, rescatado nuevamente a su regreso a Haití, acompañó a su padre a París, donde aprendió esgrima, se alistó en el ejército y en un corto periodo de tiempo consiguió convertirse en el primer general mulato de un ejército occidental. Según recientes investigaciones, las experiencias vividas por el padre de Dumas, el general mulato Thomas Alexandre Dumas, fueron las que inspiraron buena parte de "El Conde de Montecristo" y de "Los Tres Mosqueteros", las obras más famosas del autor, quien, en su larguísima bibliografía de más de 300 títulos cuenta con otras obras como "Un baile de máscaras", "Un viaje a la luna", "La Juventud de Pierrot", "Los hermanos corsos", "El maestro de armas", "Veinte años después", "El tulipán negro", "El hijo del presidiario", "Una noche en Florencia", "Quince días en el Sinaí", "La dama pálida", "Historia maravillosa de don Bernardo de Zúñiga", o "El Hombre de la Máscara de Hierro". Falleció de un ataque al corazón el mismo día en que los prusianos entraban en el pueblo donde vivía con su hijo, Alejandro Dumas hijo, siendo enterrado en su pueblo natal Villers-Cotterêts. En 2002, el Presidente de la República Francesa, Jacques Chirac, ordenó el traslado de sus restos mortales al Panteón de París, tratando de reconocerle, aunque tarde, los honores que no se le habían rendido anteriormente por el racismo de la sociedad francesa.

En 2012, Óscar Niemeyer, arquitecto nacido en Río de Janeiro, falleció a los 104 años, habiendo sido uno de los padres de la modernista ciudad de Brasilia, paradigma de la arquitectura del siglo XX, que la proyectó y planificó en papel, en 1956, junto al urbanista Lucio Costa y pudo verla construida cuatro años más tarde.

En 2013, Nelson Mandela, político, abogado, activista contra el apartheid y presidente sudafricano, premio nobel de la paz en 1993.

Descansen en paz todos ellos.


Hoy, cinco de diciembre, según el Santoral de la Iglesia Católica, se celebran los siguientes santos, entre otros: Santa Crispina Thagorense, mártir; San Sabas, abad; San Lúcido, monje; San Geraldo de Braga, obispo; Beato Bartolomé Fanti, religioso presbítero; San Juan Almond, presbítero y mártir; Beato Nicolás Stensen, obispo; Beato Felipe Rinaldi, religioso presbítero y Beato Narciso Putz, presbítero y mártir.

Muchas felicidades a quienes celebren su santo o su cumpleaños y también a quienes celebren el aniversario de algún acontecimiento querido para ellos.

Hoy también se celebran el Día Internacional de los Voluntarios para el desarrollo Económico y Social y el Día Mundial del Suelo.

El tiempo de hoy, según los meteorólogos, va a ser principalmente despejado y con temperaturas entre 6ºC de mínima y 16ºC de máxima. El sol saldrá a las 8:26 y se pondrá a las 17:49.


Las noches de diciembre son más largas, 
los días más cortos y más oblicuo el sol
las jornadas son menos soleadas
con densas nieblas y vientos sin calor.

Sonriamos a diciembre con ganas 
por celebrar sus fiestas de solsticio
cuando el eje del mundo se levanta
para volver a enderezar camino.

Y se acortan poco a poco las noches
y el calendario al otro año salta,
señalando, de nuevo, doce meses...

y un año más, de nuevo, se nos pasa.
Muchas gracias, Señor de tierra y cielo,
si nos llevas camino a tu morada.