Fundador del SEU, del cual fue Consejero Nacional y miembro del primer Triunvirato del SEU de Bachillerato y Jefe de sus primeras escuadras de Milicias.

Prestó sus servicios en la "Secretaria Provincial "de Falange de Madrid y fue detenido en cinco ocasiones como consecuencia de las luchas callejeras.

También estuvo encuadrado en la famosa " Centuria REMSA ".

En contra de lo expuesto en varias biografías de Julio , no estaba en posesión de la recompensa falangista del " Aspa Blanca" ( aunque no dudo que la mereciera)

La Guerra Civil le sorprende en Madrid e inmediatamente es detenido y preso en la" Cheka de Serrano", posteriormente pasa a la Cárcel de Ventas ,dónde forma la Primera Junta de Mando de la "Falange Clandestina".

Fue juzgado por un" Tribunal Popular" y milagrosamente resulto absuelto, lo que le permitió refugiarse en la Embajada de Turquía.

De la Embajada logra salir hacia Valencia con otros refugiados y allí embarca en un navío de bandera turca, pero sospechan que realmente el Capitán de la nave quiere, al llegar a Turquía, meterlos en un campo de prisioneros hasta el final de la Guerra en España.

Cuando el barco pasa por Siracusa , Julio se arroja al mar y llega nadando a tierras sicilianas ,donde habla con la Autoridad y consigue que desembarquen a todos los refugiados.

De vuelta a España se alista como voluntario a la" IV Bandera de la Falange de Castilla", aprueba el cursillo de Alférez Provisional en Dar- riffien en 1938 y luego asciende a Teniente en Toledo.

Pasa a combatir ya como Teniente en la VIII Bandera de la Legión.

Durante la guerra fue herido en tres ocasiones y estaba en posesión de dos Medallas Militares Colectivas, tres Cruces Rojas y dos Cruces de Guerra.

Finalizada la guerra, en 1939 asume la Jefatura Provincial del SEU de Madrid y luego la Jefatura Provincial de Prensa y Propaganda Sindical.

Participa en el primer Consejo Nacional del SEU (de después de la guerra), y en el momento en que se discute el tema de la "sindicación obligatoria Nacional", Julio se opone, por entender que debía ser voluntaria y libre, para que de esa forma no se perdieran las esencias falangistas.

Jose Miguel Guitarte , entonces Jefe Nacional del SEU , intento acercar posturas en el debate ( no se puede olvidar, que en aquel entonces , ya había consejeros nacionales del sindicato que no eran falangistas)

Pero como otro Consejero manifestara : "que siendo el Estado , Nacional Sindicalista y por tanto nuestro, no veía ningún peligro", en ese momento Julio iracundo respondio:

" Este Estado ni es Nacional-Sindicalista, ni es nuestro".

Claramente en ese momento, Julio García Matamoros era totalmente consciente de que el Estado nacido en España después de la guerra, no iba a cumplir los fines de la revolución por la que cayó "José Antonio".

Al abrirse los Banderines de enganche de la gloriosa División Azul ,Julio García Matamoros se alista de inmediato , e incluso antes de partir de España redacta su testamento y su propia esquela.

Combate en Rusia como Teniente en la 7ª Compañía del II Batallón del Regimiento 269, el famoso "Batallón Román".

Desgraciadamente, Julio cayó de los primeros, "Cara al Sol" el 21 de octubre de 1941, en el ataque a Sitno. Según nos cuenta Dionisio Ridruejo" fue muerto a consecuencia de un tiro corto de nuestra propia artillería" ( lo que ahora se llama" fuego amigo" )

Su cuerpo destrozado fue enterrado en el cementerio de Podberesje.

En contra de la dicho por algunos dirigentes falangistas de aquella época, no nos consta que ningún hermano de Julio muriera también en la División Azul.

La muerte en combate de Julio García Matamoros, de Javier Garcia Noblejas y de otros muchos dirigentes de la primitiva Falange de José Antonio, propicio un debate en España sobre la conveniencia de qué se repatriará a los lideres falangistas de Rusia, para que volvieran a la Patria y cubrieran el espacio político que estaban ocupando las fuerzas reaccionarias de la vieja derecha caciquil española junto con el Ejército, pero desgraciadamente no pudo ser ( el General Varela, de posiciones claramente antifalangistas, se negó en rotundo, pues no quería que volvieran, temiendo a aquellos jóvenes revolucionarios) y en los campos de Rusia murió lo más granado que quedaba de la Falange.

Con ellos murió la lejana y última posibilidad de implantar en España un verdadero Estado Nacional Sindicalista.

En 1954, el Estado franquista, ese que según Julio "no era nacional-sindicalista" , le puso su nombre a un Coto forestal en Brunete. ( ese fue el único homenaje a un héroe que dio su vida por España y por la Falange )

Sin lugar a dudas, Julio García Matamoros fue uno de los Héroes de la Falange y de la División Azul.