3 de abril de 1936, sobre las 9 de la noche, dos falangistas de la 1ª línea de Madrid disparan al Magistrado Pedregal quién fallece pocas horas después.

¿Como había llegado la Falange a cometer represalias contra Jueces?

Nos encontramos en la "primavera sangrienta", pocos meses antes el Frente Popular había ganado las Elecciones Generales en España endureciendo al máximo la persecución a la Falange por vías legales y mediante atentados personales.

3 días antes de este atentado, el Magistrado Manuel Pedregal de la Audiencia Provincial de Madrid, había sido ponente y redactor de la Sentencia que condeno al falangista Alberto Ortega a 30 años de prisión.

Alberto Ortega había sido detenido como autor del atentado mortal contra el policía Gisbert, que era escolta del alto dirigente socialista Jiménez de Asúa.

En el juicio celebrado , no se pudo demostrar que Alberto Ortega ( militante del SEU de la Facultad de Derecho ) había sido el autor de la muerte del policía, a pesar de lo cual el Magistrado Pedregal, de claras convicciones republicanas, le condenó.

Los camaradas de Facultad de Alberto, planean la represalia contra el Juez ,se desconocen sus nombres, pero uno de ellos se sabe que también era hijo de otro Juez.

Le esperan en la esquina del Paseo de Luchana con la calle Covarrubias , pues saben que vive en el número 29 de Luchana, y cuando el Magistrado vuelve de una tertulia del Círculo de Bellas Artes , le acometen disparándole en varias ocasiones a las piernas.

Un Guardia de Asalto, que estaba en un bar cercano , les persigue disparándoles, pero los dos falangistas logran escaparse por la calle Santa Engracia y desaparecen por el Paseo del Cisne.

El Magistrado Pedregal pierde el conocimiento por los disparos y le trasladan a la Casa de Socorro de Hospicio, dónde le hacen unas primeras curas y ante la gravedad de las lesiones ( heridas de bala en ambos muslos )y la pérdida de sangre lo llevan al Equipo Quirúrgico de Centro.

Allí los doctores tratan de salvarle la vida, pero pasados unos minutos de las 11 de la noche el Magistrado muere.

Antes de morir , el Magistrado Pedregal declaro ante el Juez de Guardia:

"que los que le dispararon eran falangistas ya que le habían amenazado de muerte con anterioridad"

La Falange había sido declarada" ilegal "de forma totalmente contraria a derecho ( como el propio José Antonio demostraría ante la Audiencia Provincial y el Tribunal Supremo) se encontraba perseguida y acorralada en todos los frentes, prácticamente no había día en que alguno de sus militantes fuera objeto de un atentado frentepopulista.

La lucha era irremediable y sangrienta.

La Falange ya se encontraba en " Línea de Combate "

(Fotos inéditas del Magistrado Pedregal y del lugar exacto dónde se produjo el atentado, de mi archivo particular)

La imagen puede contener: exterior
La imagen puede contener: 1 persona