EL 8 de septiembre de 1978, se aprueba en España el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, entonces con 28 tramos, y tipos que iban desde el 15 por cien al 65,5 por cien.

Lo aprobó el equipó económico de Adolfo Suarez: Fuentes Quintana y Fernandez Ordoñez. Bajo el franquismo, este impuesto NO EXISTIA. Aunque Ignacio Escolar mienta con descaro y contumacia, el Impuesto de Plusvalías, el IRPF, Sucesiones, IVA, etc. no son obra del franquismo, sino de la democracia que padecemos.

Felipe nos metió el IVA. El expolio fiscal, inexistente con Franco, en cuyo régimen apenas se pagaban impuestos, se inauguró en la democracia conforme fueron creciendo y expandiéndose las ladronas Autonomías, las Fundaciones fantasma, los Consorcios, los asesores, los políticos en número actual de 400 mil, más de 3 millones de funcionarios, 60 mil liberados sindicales, subvenciones a partidos y sindicatos, etc: en definitiva, el sistema predador, nauseabundo de clientelismo inútil y corrupto que nos saquea.