Para la periodista polaca, la belleza de Pedro Sánchez se desvanece mientras el cerebro del pueblo permanece.

Małgorzata Wołczyk es la única periodista de peso en Polonia que ha hablado claramente de PROFANACIÓN y no de exhumación de la tumba de Franco.

Graduada en Humanidades por la Universidad Católica en Lublin (KUL), trabaja como periodista en la revista "Do Rzeczy", colabora con el diario "Rzeczpospolita", con las revistas: "Teologia Polityczna", "Christianitas" y también con la radio polaca. Compagina su trabajo periodístico con labores de diseñadora. Es esposa y madre de dos hijos.

 

Le agradecemos que haya atendido a El Correo de Madrid para explicarnos al detalle como ven en Polonia el tema de la profanación de la tumba de Franco.

 

¿Quién es para usted Franco?

Para una mujer polaca de 40 años es una pregunta particularmente difícil, ya que tengo que confesar que en mi escuela primaria me obligaban a adorar la memoria de general Walter, un militar polaco que ejerció como general republicano de las Brigadas Internacionales (y que fue la inspiración del personaje Golz en la novela “Por quién doblan las campanas”) y como él fue el patrono de mi escuela yo tenía que recitar poemas en su honor, participar en celebraciones y fingir que creía en el comunismo, ese sistema de mentiras traído por los tanques rusos a mi tierra.

 

Un par de generaciones fueron adoctrinadas durante el comunismo. Por eso respondiendo a su pregunta debo decir que PARA MÍ Franco simboliza uno de los grandes personajes más maltratado y mutilado por la historia. Nosotros los polacos recuperamos nuestra independencia en 1989 -y al mismo tiempo y de inmediato tuvimos que recuperar nuestra memoria e historia, es decir limpiarla de todas las mentiras impuestas por los comunistas. Parece que ustedes, los españoles – al revés, se fueron en la dirección opuesta, es decir para falsificar la historia. 

 

Como usted acaba de afirmar, es muy mal tratado por muchos historiadores...

Sin duda, y los perdedores, es decir los herederos de Frente Popular os han reescrito la historia y le han hecho a Franco un “dictador” y “fascista”. Y no solo le negaron su puesto digno en la historia, hasta le negaron la tranquilidad eterna profanando su tumba.

 

En cambio en Polonia los historiadores polacos y un español como el profesor D. Jose Luis Orella siguen arreglando las cosas, publican libros nuevos, pero todavía hay que ser bastante prudente hablando en Polonia sobre el general Franco. Hay muy pocos que saben que el Caudillo salvó a los católicos del exterminio. Voy a arriesgarme y a asumir que el 90% de los polacos no lo sabe, por desgracia. Me atrevería a decir que es la consecuencia de la postura de vuestra iglesia y su negligencia en recordarlo. Siento mucho decirlo, pero la verdad es que para un polaco medio el general Franco se asocia con un régimen muy duro y con una especie de fascismo tipo suave (soft) y nada más.

 

Es bueno que al menos haya algunos especialistas que cuentan la verdad de la historia...

En Polonia tenemos algunos de ellos que se dedican al tema por ejemplo: Tadeusz Zubiński, Paweł Skibiński y otros, pero me atrevería a decir que el fenómeno de publicar sobre Franco es bastante reciente. Por eso hay que esperar con mucha paciencia para que la verdad se popularice un poco mas. Lo que es preocupante es que el libro de historia de mi hijo cuenta la historia de la Guerra Civil en pocas frases y la versión sigue favorable a los “demócratas” del Frente Popular...  

 

¿Y los medios polacos también lo maltratan?

En Polonia los mismos procesos se llevan a cabo porque la cultura y los medios más grandes están también en manos de los liberales de izquierda y no cabe esperar que eso facilite descubrir la verdad sobre el papel verdadero de Franco en el siglo XX . 

 

Yo como periodista, consciente de que la mayoría de los lectores u oyentes en la radio no sabe casi nada al respecto siempre uso un truco. Basta que yo empiece con un recordatorio de que el general impidió la sovietizacion de España y salvó la vida de los católicos y ya se puede esperar que un polaco medio se sorprenda por la imagen de Franco que ha estado llevando en su cabeza desde años. Se queda perplejo y entonces yo pienso: Margarita 1 adoctrinamiento 0.

 

¿Cómo se ha vivido la noticia de la profanación desde Polonia?

Ante tanta confusión y falta de reconocimiento de sus méritos, los grandes medios han duplicado algo similar a lo que publicaron vuestros TVE o El País. Por lo tanto se leía y se oía sobre la victoria de la democracia y la exhumación del “dictador”, del Valle erigido obviamente por mano de obra esclava... y todas esas mentiras. Pero lo que me hizo sentir mejor realmente han sido numerosos comentarios de la gente. A pesar de su desconocimiento e ignorancia de lo que pasó realmente en España, han interpretado el acto de la exhumación como una especie de barbaridad, una venganza, algo inhumano y anti-civilizador. Por lo que se, he sido única persona en los medios con peso e importancia que he descrito muy detalladamente lo que pasó en el Valle y la postura admirable del prior Santiago. Soy optimista, la gente empieza a entender que hay que recuperar el tiempo perdido y conocer mejor la historia de España porque Polonia desde hace unos años es un país dividido entre dos tribus, en dos bandos irreconciliables: conservadores y liberales de izquierda. Mejor aprender de vuestra historia para no ser condenados a repetir algo similar en nuestro futuro.

 

Y en uno de sus reportajes usted titula: PROFANACIÓN... ¿por qué tituló así?

 

Estaba mirando la exhumación durante 4 horas en vuestra TVE hasta que me recordó la televisión polaca bajo el régimen comunista: la propaganda similar y sin fin. La exhumación era para mí un acontecimiento absolutamente estremecedor por varios motivos: por su barbaridad, por la venganza obvia, por la humillación tanto a la familia, como a gran parte del pueblo que siente todavía gratitud hacia Franco. Además fue algo como una manifestación de la arrogancia y soberbia del poder. Parece que a ellos eso les hace ilusión, que la destrucción total es un poder similar al poder creativo. Algo horrible. Mas estuve en marzo en la Basílica, también tuve el enorme honor y lujo de hacer una entrevista larga con el prior Santiago. Me sorprendieron muchas cosas entonces. Yo sí estoy acostumbrada a ver la arquitectura "totalitaria" en su estilo y no vi nada de eso en la Basílica, aún más con la tumba tan modesta y ascética que tuvo Franco. La profanación era clara y hasta vista desde las antípodas de Europa, una falta de respeto que el Gobierno decida dónde hay que enterrar a una persona. Nada de práctica democrática, era una violación de los derechos humanos más elementales.

 

¿Qué consecuencias puede tener la misma?

A veces es mejor no imaginárserlas...Es un primer paso para reavivar la división ideológica que condujo a la Guerra Civil. Es un objetivo de la izquierda: divide et impera. Pero seamos optimistas, el pueblo español no se deja provocar, no permite a sus gobernantes manipular. Se puede decir en el tono mas frívolo que "la belleza del doctor Sánchez se desvanece, el cerebro del pueblo permanece". Estamos esperando a las elecciones, les deseo que el pueblo reaccione y vote por fin a verdaderos patriotas.