Luis Collazo Campos, era un joven gallego, de familia humilde y huérfano de padre, que al acabar su Servicio Militar en el Regimiento de Artillería de Pontevedra, volvió a su ciudad natal Vigo, en el verano del 35 ,e intento buscar trabajo para ayudar a la economía familiar.

De inmediato busco a un antiguo amigo, José Domínguez Sánchez ,que en ese momento se encontraba preso en la Cárcel por ser militante de Falange.

Comenzó a visitarle en la prisión, donde conoce a otros camaradas de la Falange Viguesa, con los que empieza a trabar amistad, y a descubrir la Doctrina de "José Antonio"

Cuándo recobra la libertad su amigo, ya camarada, Luis se une a la Falange de Vigo y empieza a visitar el humilde local que tenían en el número 1 de la Calle General Riego, sede que solo contaba con 2 habitaciones en la planta baja, dónde a la vez tenía instalado un taller de zapatería su camarada José Domínguez

Luis, de inmediato inicia su actividad política en las "filas azules" y comienza, con 21 años, a vender el periódico "Arriba" por las calles de Vigo, venta que se producía entre continuos enfrentamientos con los grupos izquierdistas, en los que Luis se distingue dada su altura y corpulencia fisica.

El Jefe local de la Falange de Vigo ,Felipe Bárcena ,le consigue trabajo en las obras de ampliación de la factoría de Campsa, como peón.

Y llega la fatídica fecha del 7 de febrero de 1936 ,Luis sale del trabajo y se reúne con sus camaradas en el humilde local de la Falange de Vigo, allí se encuentra con el Jefe Felipe Bárcena, con Jorge y su hermano Ramón Mondina ,con Melchor Herrero ,José Míguez ,Ramón Arias, Carlos Garabal, Enrique Gameselle ,Antonio Lamas, José Domínguez y Constantino Cea, ya es noche cerrada.

A la luz de una vela, pues les habían cortado el suministro eléctrico al no contar con dinero para pagarlo, empiezan la reunión y al poco tiempo oyen un fuerte golpe , tiran la puerta de entrada y unos individuos ,armados de pistolas les gritan "manos arriba y contra la pared".

Los asaltantes, un grupo de siete anarquistas ,al mando del llamado Luis Quintas ( conocido dirigente de la FAI) ,montan sus pistolas, encañonando a todos los falangistas.

6107667_125217572_707057511_n

Pasan unos segundos de estupor y de pronto, uno de los hermanos Mondina, Jorge, se acerca a Luis Quintas y le intenta quitar la pistola en un bravo forcejeo.

Otro de los camaradas apaga la vela, toda la habitación se queda en penumbras y se oye al jefe de los asaltantes gritar, refiriéndose a Mondina, " a este el primero".

Se oyen multitud de disparos ,los anarquistas vacían los cargadores de sus pistolas , los falangistas , al no contar con armas para repeler la agresión ,se tiran al suelo y parte de ellos logran salir del local.

Los anarquistas siguen disparando y corren, salen del local hacia la Avenida de García Barbón, no sin antes tirar dentro del local dos botellas de liquido inflamable.

Los falangistas que pudieron salir, vuelven corriendo al local y encuentran a varios camaradas heridos de bala, allí estaban en el suelo ,cubiertos de sangre Garabal, Cea,Gameselle y Luis Collazo.

En la frenética huida, los anarquistas se cruzan con un Guardia de Asalto, José Fariñas ,que al ver como seguían disparando en dirección al local de Falange, saca su pistola y les hace frente.

El jefe de los anarquistas ,Luis Quintas, le dispara en el pecho y el Guardia de Asalto le responde con su pistola, los dos quedaron malheridos, además el policía dispara también contra otro anarquista, Robustiano Figueira ,qué cayó muerto.

Al poco tiempo llega la Policía al local de Falange, dónde encuentran multitud de casquillos en el suelo, una pistola abandonada y 48 impactos de balas en las paredes.

De inmediato trasladan a los falangistas heridos a la Casa de Socorro ,en la calle Uruguay, allí detectan que el más grave es Luis Collazo, pues tiene dos heridas mortales de bala en el vientre ,con orificios de salida por la espalda.

Mientras curan a sus otros camaradas, a Luis le trasladan por su gravedad al Hospital Municipal, dónde falleció dos días después tras una larga agonía.

6005_1252275726_20522022_n

( en la foto que publicamos ,se ve al camarada Luis Collazo ,gravemente herido y agonizante en la cama del Hospital)

Gameselle resulto herido de bala en el pecho, Garabal recibio un disparo que le rompio un brazo, Cea con un disparo en el torax y Dominguez tambien herido de bala, aunque todos se recuperaron de sus heridas.

Conocedores en Madrid del atentado contra los falangistas gallegos ,es el propio "José Antonio", como Jefe Nacional, el que les remite un telegrama cuyo texto es el siguiente:

" Os felicito con entusiasmo y orgullo.
mandar noticias. Arriba España. Primo Rivera. "

60226_1252270052_670257755216_n

( el telegrama está fotografiado, en la foto que publicamos)

En Madrid, todavía no se conocía la muerte de Luis Collazo.

La Policía , increíblemente, procedió a la detención de otros falangistas que no se encontraban en el local.

A los pocos días el Jefe Provincial de la Falange de Pontevedra, Daniel Buhigas, se traslada a Vigo y organiza el entierro del camarada Luis Collazo ,celebrándose el funeral en la Colegiata de Santa María ,para posteriormente depositar su cuerpo sin vida en el cementerio de Pereiro, dónde fue despedido por la Falange Gallega a los sones del" Cara al Sol".

La Falange entrego una cantidad de dinero a la madre de Luis, Balbina ,para ayudarla, pero ella se negó y utilizó ese dinero en comprar la sepultura de Luis.

En el mes de mayo de 1960, los restos mortales de Luis Collazo fueron trasladados al "Valle de los Caídos", donde en la actualidad reposan.

Pero ¿que fue del asesino de Luis Collazo ,el anarquista Luis Quintas?

Pues bien los" Guardianes de la Memoria Azul "hemos investigado y descubierto qué Quintas , que fue detenido y procesado por el atentado logro huir y al comienzo de la Guerra Civil capitaneó los grupos marxistas que se enfrentaron con falangistas en Vigo ,en Lavadores, curiosamente los falangistas estaban al mando de Manuel Hedilla.

Al finalizar la Guerra, Luis Quintas estuvo escondido con documentación falsa a nombre de un tal Clemente Cabaleiro, realizando diversas operaciones de contrabando, sin que fuera descubierto, así como ventas de productos por las ferias locales.

Hasta que en el año 1951 fue detenido por contrabando de clavos, descubriendo la policía su verdadera identidad ,a pesar de que incluso había cambiado su fisonomía.

6107667_125217572_707057511_n

Fue juzgado por un Consejo de Guerra en Vigo y condenado a un total de 25 años de cárcel, los cuales cumplió casi íntegramente.

Esta es la verdadera historia del primer caído de la Falange gallega, al que el periódico " Arriba " del 13 de febrero del 36, le dedico el siguiente recuerdo:

" Ha muerto Luis Collazo en buena lid ,de cara al enemigo defendiendo en nuestra pobre casa viguesa el honor de la Falange, su vida generosa ofrece a España un ramo fresco de flores y de hojas verdes de esperanza, acoja el Señor con piedad a nuestro hermano porque allá en las escuadras de arriba él va a juntarse con aquellos otros de los nuestros que con el brazo en alto saludan las banderas de la eternidad"

 

( fotos ineditas de Luis Collazo agonizante ,del telegrama enviado por José Antonio a la Falange de Vigo y del anarquista Luis Quintas, del archivo de los Guardianes de la Memoria Azul)