Fernando Zamacola Abrisqueta pertenecía a una familia de raigambre vasca, aunque nació en Galicia y luego se trasladó a la localidad gaditana de El Puerto de Santa María.

De profesión cantero, en 1932 se afilia al sindicato anarquista CNT, aunque más tarde lo abandona , al no soportar las continuas amenazas y vejaciones que infligían los obreros anarquistas a su padre, un pequeño empresario del transporte, y tras comprobar que estaba desprovisto de todo afán patriótico.

Aconsejado por su hermano Domingo, que entonces era Jefe local de Falange de Rota ,comienza a leer a José Antonio 
abrazando las "filas azules" de inmediato, a la vez que lo hacía también su otro hermano llamado Alejandro.

El 18 de julio del 36 ,sorprende a Fernando y a su hermano Domingo en la Cárcel del Puerto de Santa María, ya que Domingo había sido detenido en junio del 36 por pegar carteles de Falange y Fernando también cumplía prisión por tenencia ilícita de armas.

En la cárcel además estaban presos Luis Benvenuty, Jefe local de Falange del Puerto de Santa María y otros camaradas .

Un grupo de Regulares toma el Puerto de Santa María y después de ocupar el Ayuntamiento ,se dirigen a la prisión para poner en libertad a los falangistas detenidos.

De inmediato, Fernando Zamácola lidera el grupo de falangistas ,al cual se unen algunos antiguos anarquistas, formando lo que se llamaría la famosa "Centuria Leones de Rota".

Inicia la liberación de diversos pueblos de Cádiz y la Centuria se va engrosando no sólo con "camisas viejas ",sino también con ex-izquierdistas como Emilio Caballero ,que había sido un Concejal Republicano en Rota.

Zamácola y su Centuria se integran en una columna falangista mandada por Manuel Mora y Figueroa (Teniente de Navío) y Vieja Guardia de Falange, entrando en fuego en el frente el 13 de agosto.

En los combates por la toma de Grazalema del 13 de septiembre,una columna nacional ,al mando del Comandante Arizón ,se vio cercada por grandes contingentes frentepopulistas y en concreto unas secciones de Regulares que tomaron el pueblo, pero al quedarse sin municiones tuvieron que abandonarlo, quedando copados a las afueras.

Es entonces, cuando Zamácola requisa unos mulos y los carga de municiones, poniéndoles unos sacos en las patas para que no hagan ruido, y con 25 camaradas de su Centuria, logran por la noche romper el cerco y llevar tan ansiada munición a los Regulares copados ,justo cuando llegaban varios camiones con tropas rojas para reforzar Grazalema.

Gracias a la ayuda de Zamácola y sus "Leones de Rota " y parte de un Tabor de Regulares, Grazalema fue conquistada y los rojos abandonaron el pueblo.

Por tan extraordinaria acción de Guerra, Zamácola fue nombrado Alférez Honorario de Infantería.

En enero de 1937 , Fernando Zamácola al frente de sus 140 " Leones de Rota" entra en combate en las inmediaciones de Estepona, y en un ataque suicida toman la "Loma Saladavieja", en la pelea sufrió tres heridas de bala, negándose a evacuar hasta finalizar el combate.

En el mes de febrero a Zamácola se le concede la "Medalla Militar Individual" por su hazaña de Grazalema y ademas es propuesto para la "Cruz Laureada de San Fernando".

Ya de Alférez de Infantería ,se le destina a la primera compañía del tercer Tabor del Grupo de Regulares número 4.

En una acción de guerra, Zamácola es capturado por los milicianos frentepopulistas y cuando le llevan al cercado para fusilarlo, a pesar de que estaba herido, salto la valla y escapó.

El 14 de junio de 1938, Fernando Zamácola , ya ascendido a Teniente, cae muerto en acción de guerra en los combates de" Los Blázquez", en el Frente de Córdoba, al asaltar junto con sus hombres dos líneas de trincheras, rindiéndose los rojos y en ese momento, uno de ellos le disparo a traición.

Zamácola tuvo 15 heridas de guerra, lo que demuestra su valentía y coraje en el combate.

Pero el lector se preguntará ¿ le concedieron también la Cruz Laureada de San Fernando?

Pues bien, a la vez que la fama como guerrero de Fernando Zamácola iba en aumento, también las envidias y maquinaciones en su contra.

La caciquil y vieja derecha andaluza comenzó a mandar informes al Cuartel del General Franco , intentando desprestigiar las heroicas actuaciones del falangista Zamácola.

Le acusaban de qué su Centuria " los Leones de Rota ", estaba compuesta mayoritariamente por elementos procedentes del anarquismo y del comunismo ( lo que en parte era verdadero)

También le imputaban haber insultado en público al Comandante Militar del Puerto de Santa María ( este se negaba sistemáticamente a las políticas sociales que intentó implantar la Falange en la zona)

También informaron que había nombrado como jefe de la CONS ( el sindicato obrero falangista) a un tal Velázquez ,de pasado comunista.

Que tanto él ,como su hermano Domingo, tenían continuos enfrentamientos con los elementos derechistas.

Cuándo Franco ordenó la Unificación en abril del 37 , se nombró como secretario de la Falange en Rota a un requete y este pidió todos los archivos y fichas de los falangistas, ante lo cual Zamácola se negó en rotundo y tanto él como su hermano y sus camaradas se quitaron las camisas azules, prometiendo no volver a ponérselas hasta que dejarán de investigar a sus camaradas.

También le acusaron de pedir dinero a los empresarios y caciques de la zona para apoyar las políticas sociales de la Falange .

Y por último le denunciaron y le abrieron diligencias militares , porque supuestamente había ordenado el fusilamiento de unos Carabineros presos ,todo acabo en nada ,pues en el curso de la investigación se demostró que la orden de ese fusilamiento fue dada personalmente por el General Queipo de Llano.

En definitiva , las fuerzas oscuras de la derecha intentaron acabar con la fama del heroico Guerrero de la Falange, pero solo consiguieron que el General Franco ordenará que no se le concediera la Laureada.

Sin lugar a dudas , Fernando Zamácola y sus " Leones de Rota " escribieron una de las páginas más heroicas de la historia de la Falange en la Guerra Civil, y ello a pesar de las múltiples maquinaciones de la reaccionaria derecha andaluza que siempre tuvieron en su contra.

Obviamente, los actuales falsos historiadores de la "Desmemoria histórica",siguen utilizando las insidias y calumnias vertidas por la derecha andaluza contra Fernando Zamácola, para calificarle de asesino.

Por eso, hoy recordamos al camarada Fernando Zamácola , para que no quede olvidado en un perdido pasaje de la Historia Azul.

 

( foto inédita del entierro de Zamácola y de cuando era Alférez, del archivo de los Guardianes de la Memoria Azul)