Uno de los comandantes españoles más agresivos de la frontera Apache de Norteamérica a finales del siglo XVIII fue el teniente coronel Juan de Ugalde (natural de Cádiz a pesar de su apellido vasco). Como gobernador de Coahuila, en el norte de México, dirigió campañas muy intensas contra los indios apaches, permanente amenaza para los colonos hispano mejicanos de la zona, cientos de los cuales habían muerto en los ataques apaches , habiendo sido secuestradas muchos, sobre todo mujeres

 

Nacido en 1729 Ugalde era un comandante militar experimentado habiendo participado en numerosas campañas en defensa de España y de su imperio en diferentes escenarios. Estuvo en las guerras de Italia contra los austriacos en la década de 1740 y participó en acciones contra los marroquíes en el Norte de África, entre otras campañas.

 

Durante el invierno 1781-82 Ugalde lanzó una fuerte ofensiva contra los Apaches Mescaleros en el norte de Coahuila en la que dio muerte a numerosos indios, capturó a 45 y recuperó 500 caballos, liberando a 6 españoles secuestrados. Hasta 1783 dirigió otras 4 campañas, matando o capturando un centenar de apaches y haciendo huir a miles.

 

En 1787 fue nombrado Comandante de armas de las provincias de Texas, Coahuila, Nuevo León y Nuevo Santander. Inmediatamente reemprendió su enérgica guerra contra los apaches. El 31 de marzo, al frente de una fuerza de 400 milicianos, atacó el norte de Río Grande a un gran campamento apache causándoles fuertes perdidas.

 

Durante 7 meses, al frente de sus hombres, llevó a cabo una extraordinaria campaña en la sierra de Guadalupe y el oeste de la provincia, recorriendo casi 2000 millas, atacando 31 campamentos, matando 40 indios, capturando casi 300 y recuperando 600 caballos.

 

2 años más tarde en marzo de 1789 y tras numerosos combates, capturó otros 70 indios. En enero de 1790 Ugalde, al mando de 500 milicianos, apoyados por 140 comanches aliados, consiguió sorprender a un gran campamento apache en Arroyo de la Soledad al oeste de San Antonio, Texas. Sus tropas capturaron o mataron a casi 100 indios y recuperaron 800 caballos. En honor a esta victoria se bautizó con su nombre aquel lugar, el Cañón de Ugalde, en Texas (que aún se llama así).  Las tropas hispanas gastaron 1200 cartuchos. En sus campañas mató o capturó casi 500 indios.

 

Ugalde fue un comandante polémico pues causó muchos problemas a su superior, el coronel Jacobo de Ugarte, (este sí, vasco), Comandante de la Provincias Internas y jefe supremo español de la lucha contra los indios en la Norteamérica hispánica, cuya estrategia se basaba en combinar las ofensivas militares con la diplomacia y la negociación con las diferentes tribus de la “nación” apache para dividirlas. Ugalde, por el contrario no confiaba en la negociación sino únicamente en la fuerza militar pues opinaba que los apaches jamás cumplirían lo que pactaran. Además deportó a cientos de prisioneros apaches a Cuba para trabajar como esclavos en plantaciones de azúcar.

 

Relevado finalmente (a instancias de Ugarte) por orden del Virrey español de Méjico, conde de Revillagigedo, Juan de Ugalde volvió a España donde continuó su carrera militar con brillantez. En 1815 fue nombrado Mariscal de campo y murió en 1816 en Cádiz, su ciudad natal.

 

Fuente: “Jacobo de Ugarte and the Spanish Indian policy in Northern New Spain (1769-1791). Max Moorhead.  University of Oklahoma. 1968

Storms brewed in other´s men worlds. The confontation of Indians, Spanish and French in the Southwest.1540-1795. Elizabeth John. Texas University Press. 1975.