Ni biblia, ni crucifijo utilizó en su jura el actual rey Felipe VI, ni ahora ha consagrado España al Sagrado corazón de Jesús, como ya hizo muy bien su bisabuelo el rey Don Alfonso XIII, y encima la Conferencia Episcopal Española lo permite. Todo esto para mi es bochornoso pues me considero tanto monárquico como Católico, y, por cierto, a mucha honra.

Pero no nos tiene tampoco que sorprender la actitud del rey actual, ya su padre, el llamado hoy en día ''rey emérito'', juró, nada más y nada menos, que ante los Santos Evangelios defender la monarquía tradicional Católica, y en general, el sistema instaurado por Franco, pero luego ayudó a echarlo poco a poco todo a pique siguiendo órdenes de las élites masonas anglosajonas convirtiéndose con ello en un rey perjuro y traicionando de paso la memoria del Caudillo. Luego, ¿que se puede esperar de unas personas y de una monarquía así?.
 
En el momento en que perjuró habiendo jurado ante los Santos Evangelios para mi ya la actual monarquía dejó de ser Católica en este país al mentir, nada menos, que al propio Dios (increíble), pecando con ello, pues la palabra de Dios es la recogida en los Santos Evangelios. 

Además, por otra lado, tenemos en este país ejemplos de sobra de este tipo de monarquías liberales en las cuales el rey es en realidad una figura decorativa (y para nada Católica). Un supuesto jefe de Estado que se deja mangonear por facciones políticas y estas a su vez controladas por la masonería y la criptocracia. Vamos, lo que tenemos es una corona vacía.

Por todo lo dicho, lo he comentado ya en varias ocasiones, se debería cambiar el modelo de monarquía. Imagino que esto los republicanos españoles no lo compartirán. Aún sí, yo sueño con regresar a una monarquía tradicional, Católica, la que siempre tuvo España, la original, la verdadera, la pensada por Franco, no esto de ahora que más parece un mezcla extraña que han hecho entre el sistema liberal de Cánovas y el de la II República.

En fin, ya lo decía Metternich, ''un trono apoyado en instituciones republicanas es una monstruosidad''. Que razón tenía.

Resumiendo. A mi este tipo de monarquía no me convencen nada, es más, no me representa un carajo. La que tenía pensada el Caudillo, si me hubiese representado perfectamente, de eso estoy seguro.