Las huestes de Satanás se afanan por desterrar de los hogares y de las zonas públicas el BELÉN DE NAVIDAD. Bajo capa de progreso y concordia, los hijos de Satanás hacen su labor ¿Y tú, cuándo te enfrentarás a la realidad? Y una de sus estrategias es hacer que en los hogares cuando marquen las 24:00horas los fieles no oremos junto al Belén que hemos puesto en el hogar, sino que encendamos la TELEVISIÓN para que poco a poco y muy sutilmente vayamos corrompiéndonos con los programas que nos presentan: bailes, chicas semidesnudas, música moderna sensual, chistes groseros... ¡Y es que somos muy guais! ¡Y el mundo se pervierte y tú no lo ves hasta que tengas el agua al cuello! ¿No te das cuenta de ello? ¿Y dónde esta tu oración? ¿Dónde el amor a Dios que le debes? ¿Las dos cosas? ¡No se puede poner una vela a Dios y otra al demonio!