Lorenzo Ramírez, aunque nacido en Soria en 1899, paso su infancia en Palencia dónde curso sus primeros estudios, hasta que su vocación militar le llevo a la Academia de Toledo.

Recien salido de oficial, de inmediato se alistó a la recién creada" Legión Española", Lorenzo no era hombre de cuarteles.

Intervino prácticamente en todos los combates de La Legion en la Guerra de África, siendo felicitado personalmente tanto por Franco como por Millán Astray, su valentía le llevo a ser condecorado en diversas ocasiones, pero su paso por África no es el objeto principal de esta pequeña reseña.

Con la llegada de la República, ya de Capitán, fue apartado del Ejército por la Ley Azaña y volvió a su ciudad de Palencia, en ese tiempo entro en contacto con la Falange y de inmediato se afilio a la misma en 1934, en ella encontró el camino para luchar por sus continuas ansias de justicia social.

Cuando la Falange y parte del Ejército se levantó contra el gobierno republicano del Frente Popular, el Capitán Ramírez fue de los primeros en instruir a los muchachos falangistas , creando la "Primera Bandera de Falange de Palencia", de la que fue Jefe , siendo nombrado ademas Jefe de las Milicias Azules.

Al mando de su Bandera
logro controlar todo el frente norte de la provincia palentina, interviniendo en diversos combates dónde una bala le atravesó las dos piernas.

En ese sector del frente de Aguilar inicio su leyenda, a sus bravos falangistas les conocían como "los hijos de la noche", pues hacían constantes infiltraciones nocturnas en la zona roja para atacarles y robarles el ganado.

Pronto su Bandera falangista fue temida por el enemigo, llevaban gorros de cuero con una calavera y también les apodaron como " los cojonudos".

Una vez estabilizado el frente y después de ser prácticamente destrozada su Bandera, la misma fue retirada y paso a Toledo para reorganizarse en la primavera de 1937.

Al llegar a Toledo para su reorganización, la Bandera solo contaba con 36 supervivientes, habían caído 582 falangistas ,al desfilar al frente de los supervivientes el ya "Comandante Ramírez" vestido con su camisa azul ,ordeno que se respetaran en la unidad los huecos de los muertos, el desfile fue terrorífico , las filas estaban despobladas ante tantas bajas.

Mientras se reorganizaba la Bandera falangista, al Comandante Ramírez le ordenaron que asumiera el mando de la "Sexta Bandera de la Legión", con la que de inmediato entro en combate en el frente de Madrid y en el de Toledo, dónde nuevamente resultó herido por una bala ,que le traspaso una mano, le impactó en la cara y le dejo tuerto.

Casi sin restablecerse de sus heridas, volvió a tomar el mando de la Bandera legionaria y lucho bravamente en Brunete y en Belchite.

Posteriormente ,su Bandera formo parte de las unidades que tenían como objetivo la toma de Lérida, y el 3 de abril de 1938 , cuando dirigía el avance de sus legionarios, cayo muerto por la metralla de un obús.

Al conocer su muerte, el General Yagüe exclamó:

"no compensa la conquista de Lérida la muerte del comandante Ramírez".

Fue enterrado en Palencia, dónde al finalizar la guerra, le homenajearon con una lápida en la calle del Arbol del Paraíso, en la que había sido su casa familiar, una lápida sencilla que decía:

"Comandante Lorenzo Ramírez , Presente"

No hace falta decir que hace pocos años la lápida fue destrozada , y le quitaron el nombre a su calle, cambiándolo por " la calleja".

El Comandante Ramírez, entre sus muchas recompensas, ostentaba la Medalla Militar Individual y la Cruz Laureada de San Fernando colectiva.

Lorenzo Ramírez , fue otro héroe que vistió la camisa azul falangista y la verde legionaria.

73192900_1553740588098949_875893777552637952_o