Tothom deia “Visca Espanya”. Pero los de la part de Fransa feian unes cares quant sentian cridar ”Viva Spanya” que agueren volgut que tots los ciutadans moriscen subitament i ells ja no gosaven anar amb el cap alt, plens de malencolia i rabia”.

Así describen los dietarios oficiales de la Generalitat de aquel momento, el recibimiento entusiasta que la mayoría de los barceloneses ofrecieron a las tropas españolas que tomaron Barcelona en 1652 y el odio que sentían a su vez los catalanes separatistas profranceses por sus conciudadanos que manifestaban amor a España

En octubre de 1652 terminaba la ocupación francesa de Barcelona, iniciada en 1640, después de que la traición de Pau Claris entregara Cataluña a Francia (traición gracias a la cual la Cataluña transpirenaica quedó para siempre en manos francesas). En 1652 las autoridades municipales barcelonesas prescindiendo ya de lo que dijeran las autoridades catalanes colaboracionistas profrancesas, se entregaron a las tropas hispánicas del Marqués de la Mortara (de origen italiano), comandante del ejército español en Cataluña.

Después de varios meses de asedio la gran mayoría de los habitantes de Barcelona, casi muertos de hambre como señalan los documentos de la época ,se alegraban profundamente de la llegada de las tropas hispánicas aunque los sentimientos de los independentistas profranceses eran muy otros. Hace algun tiempo vimos otro interesantísimo documento de la época, la carta abierta que escribieron en 1655 un grupo de soldados catalanes de Vich prohispánicos,que se habían pasado al bando español a sus antiguos compañeros que aún estaban en el bando profrancés. Veamos algunas otras breves frases de la carta, que no vimos entonces con la única licencia de traducir al castellano el catalán arcaico en el que estaba escrita.

En el tiempo en el que algunos engañados estuvimos con vosotros sabeis que las órdenes principales que nos dábais eran matad, robad, deshonrad, inquietad la tierra y vengaos de vuestros enemigos.[...].

Haremos un brindis a la salud del Rey (de España) nuestro señor para que viva tantos años como Matusalén.[..]. Aquí se alzaron los gritos y vítores y Viva España y la determinación de escribiros esta carta.

Ya es tiempo de dejar los embustes y las experimentadas mentiras desde hace 15 años y ceséis de repetirnos las ya dichas porque eso de las marcas, grilletes y cuchilladas ya causa más risa que temor”

RAFAEL MARÍA MOLINA.

Fuente: La Guerra dels Segadors a través de la premsa de l época”. Henry Ettinghausen Vol 3. Editorial Curial 1993.