En primero de la AGM rompíamos filas, gritando FRANCO. A la vez que nos aprendimos el decálogo del KDT donde su primer articulo decía Tener un gran amor a España y fidelidad al Caudillo...o nos aprendimos sin exigirlo el profesorado, el verso de Calderón que marcaba lo que fue, es y debe ser un militar   

 Tuvimos profesores de valor reconocido, y otros de valor se le supone. De los primeros aprendimos valor y disciplina, de los segundos, cuando habíamos aprendido lo primero, técnica militar, pero de ambos, AMOR A ESPAÑA.

  Salimos Ttes, hicimos cursos especializándonos y cada uno siguió una ruta diferente, pero siempre fieles al primer articulo de nuestro decálogo. Algunos, viajamos fuera de España cuyo pasaporte había que sacarlo en Madrid. Comprobamos, había sistemas políticos diferentes al nuestro. La censura, no era tan exagerada como ahora se nos intenta hacer ver. Así, busqué en París el libro rojo de Mao sin encontrarlo, el que se vendía en la cuesta de Moyano madrileña.

 Ocupamos destinos con una gran ilusión, poniendo en practica lo que aprendimos. Seguimos evolucionando con escasez de equipo. Pues España, necesitaba sus fondos para otros ministerios. Nos dimos cuenta, que no éramos perfectos como exigía las ordenanzas, pero si las hacíamos culto      

 La situación económica y cultural, cambió a mejor, muchos soldados tenían carreras civiles, los analfabetos, ya no los había, dejamos de ser ejercito escuela pasando al Ejército taller. Nadie se libraba del servicio militar, solo los inútiles para el servicio o fuerte problemas sociales o los del beneficio minero, que con el campamento bastaba, si firmaban seguir trabajando en esa dura profesión durante cuatro años. 

  Los que pasamos por África conocimos el terreno donde se desarrolló su guerra, de la que poco conocíamos, lo mismo que ahora muchos jóvenes la del 36. Lo triste, aparte de ser entre hermanos, es ser vilmente manipulada, pues si a la primera se la intentó ocultar por vergüenzas, a la segunda por interés político de la ideología que nos gobierna. Pero conocimos la herencia del ejército africanista de una gran disciplina, hasta se hacían las rondas nocturnas o los asistentes descendientes de los machacas, aunque a los primeros, por la época, deberían haber desaparecido

 Vimos como España evolucionó a ser la octava potencia del mundo cuando nos cogió la muerte de Franco pasando de ser un ejército de cuartel, a uno de más efectividad con maniobras en las unidades no especiales, que ellas las hacían. Cambiamos de gritar Viva Franco a Viva el Rey y antes de su muerte recibimos una de sus últimas lecciones como militar, al ponerle un paraguas en un desfile donde nos empapamos, dijo: cuando los soldados se mojan, su jefe también. El capitán había dejado de serlo con aquello de “capitán, aunque sea de ladrones”

Sufrimos la muerte de compañeros por terrorismo considerando por civiles, era parte de nuestro trabajo, hasta que llegó ese 23 F pagando los platos rotos de la cabeza que lo impulsó. Algún día se sabrá quien fue. Pero fuimos disciplinados, obedeciendo unos y otros, las ordenes recibidas.

  Evolucionamos con ministros, como el socialista Serra o el Bono, destruyendo muchos de nuestros valores que considerábamos intocables. Tuvimos un presidente que inició la ruptura de España y el origen de los males que padecemos, pero el que le sucedió, Rajoy, por descuido de un micrófono abierto, vimos a quien teníamos que obedecer al decir “el desfile es un coñazo” sin haber oído una sola disculpa, ni defensa de los políticos, y menos de nuestros mandos superiores. Si eso era democracia, que venga Dios y lo vea.  Ahí tuvo que dimitir nuestro JEMAD pues no fue ofensa de un podemita o partido político independentista, que aún así, hay que corregir democráticamente no es suficiente el sagrado voto, el que los castigue. El todo vale con el silencio, que sea dicho de paso, es el mejor valor que ahora se ensalza del Ejército, debe ir acompañado de la defensa de los políticos a los que obedece.

Empezaron las misiones en el exterior, donde se demostró la valía del soldado español. A pesar de las limitaciones políticas que sufrieron. Hasta un coronel al recibir la orden del general americano que mandaba la fuerza conjunta, que matara a un imán por calentar a los fieles desde el púlpito, respondió, España no ha venido a matar curas. Con ello demostró que, en una guerra, el todo vale no es ley. El impresentable Zapatero, nos puede decir quien fue, al que ascendió a general

Cambiamos a nuevo Rey cuando España ya se estaba descomponiendo, sufrió ese silbido sin respuesta democrática. Lo que fue ofensa para todos, no solo por el silencio de políticos, sino de nuestros jefes superiores, que en bloque debieron haber salido con un manifiesto ¡¡que rumbo hubiera tomado España de haber sido así!! Hasta que llegó ese famoso discurso que nos llenó, al ver que teníamos a un Rey, que defendió la unidad de España, hasta su saludo no puede ser mas militar.

Nuestros mandos superiores no eran los mismos que los que ganaron la guerra. Pues estos, ya eran ascendidos con otros criterios. Sí, tenían muchos conocimientos para mandar las batallas actuales, añadiendo a mejores medios y equipo que siempre, serán insuficientes. 

  Tuve la fortuna, ver desfilar y en su actividad diaria, a ese ejercito chino ¡como disfrutas viendo su disciplina! Pero también, he visto el opuesto, el de Madagascar, en que el capitán desfila a 20 metros de su cia., y una vez rebasada la tribuna presidencial y la calzada repleta de público, luego manda paso maniobra pasando delante del pueblo al que sirve. A cambio, en ese país, al izar o arriar bandera junto a un cuartel. La circulación y peatones se paran, como en mis años de infancia pasaba en Ceuta, o sientes envidia al ver en los colegios de ese sudeste asiático el izar y arriar bandera, al inicio y fin de la jornada.  Así, desde pequeños se les inculca el amor a su patria ¡cómo hubiera cambiado España de inculcar ese amor y respeto en nuestros colegios!     

  Hubo hechos, que no se divulgaron, como cuando altos mandos llevaron a visitar al Tercio de Ronda al general jefe de la OTAN quien dijo” es la mejor unidad que tiene la OTAN” se tradujo, en no fuera disuelto como tenía previsto Felipe o decisiones de compañeros que, poniéndose por montera a los políticos indecisos, un Cte. de EM con sus Geos, les dijo traigo órdenes del ministro de hacerme cargo de la situación. Resolviendo con éxito el asalto al Banco Central de Barcelona, sin ser reconocido 

A los 60 años, de aquel Ejercito que viví, hoy de la noche a la mañana al actual. Lo grave, es ver que, en nuestra España, ha vencido la idea contra la cual luchó, el que figuraba en nuestro primer articulo de decálogo del KDT. Así, ves se intenta aplicar correctivo a los que ensalzan como militar la figura de Franco. Lo mismo si se hubiera hecho antes, aplicar un correctivo al ensalzar la figura de Vicente Rojo,  por católico sin tacha y teórico militar, lo que entonces estaba mas que justificado, por no ser así.

 Nos queda la esperanza que como la historia es cíclica, estamos en el seno de la ola que se está empezando a levantar, pues ya no se callan los españoles que no se dejan manipular.   

Afortunadamente, tenemos mucho que perder, cosa que en el 36 no.  Así, vimos esa manifestación de Miguel Ángel Blanco y ahora la reciente, de la plaza de Colon de Madrid, Pero como a la primera, nuevamente, se intenta ocultar el sentir del pueblo español.

 Así estamos dominados por la falta de moral o ética en la sociedad que vivimos, es el relativismo que expone el Gen. Chinarro, pues la corrupción o los emigrantes que intentan destrozar nuestra cultura y bienestar, están a la orden del día

  Esperemos como los catastrofistas dicen, los que nos siguen, no vean como cuando ROMA cayó con los barbaros, al tener una cultura decadente, muy similar a lo que vivimos, y que sea el paso a una nueva generación, como fue la del 98 y España, vuelva a ser lo que a lo largo de la historia siempre fuimos. Cuando son cientos de españoles los que viajan de vacaciones al extranjero comprobando, somos un gran país, pero sin antes haber viajado al interior del nuestro.

El  Ejército, si tiene quienes no permitirán ese cáncer se extienda con el que se le intenta infectar, pues seguro, hay Gran Capitanes, Blas de Lezos, Moscardós o Castaños, que en una comisión ante la Reina se presento en navidades en uniforme de dril (verano) y al preguntarle por que con el frio que hacia, contestó, “es de acuerdo al ultimo sueldo que he recibido”, y si no, saldrán los Pelayos, Viriatos, Empecinados, o alcaldes de Móstoles que se licenciaran.

  No hay que irse tan lejos, los suboficiales del Talarn le dieron una lección a Bono, espero la noticia de hoy en Talarn, sea decisión del director de esa academia

 Así nos seguirán los fieles machacantes, que tienen el mismo valor que todo el pueblo español, pues como bien sabe el General Chinarro, llevamos dentro la voluntad de vencer y con ella, no se romperá España. Siempre a sus órdenes.

 

Enrique Barber Buesa